Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los Mossos d'Esquadra se desplazaron al lugar donde perdió la vida un motorista / MOSSOS D'ESQUADRA

Los Mossos detienen a una pareja de falsos revisores de gas implicados en siete estafas

Mientras la mujer distraía a las víctimas simulando que realizaba comprobaciones en la instalación de gas, el hombre robaba joyas, tarjetas bancarias y objetos de valor en los domicilios

4 min

Agentes de los Mossos d’Esquadra de la comisaría de Nou Barris han detenido a una pareja de falsos revisores de gas como presuntos autores de siete delitos de estafa y hurto cometidos en domicilios de Barcelona en 2021.

Los detenidos son una mujer de 20 años y un hombre de 29 que se hacían pasar por inspectores de gas para acceder a los domicilios de personas de colectivos vulnerables. A él se le atribuyen cuatro hurtos y tres estafas, mientras que a la mujer se le acusa de seis hurtos y cinco estafas, además de un robo con violencia e intimidación que se habría cometido en septiembre de 2021 cuando una de las víctimas sorprendió a su acompañante saliendo de una de las habitaciones de su casa.

La mujer entretenía a las víctimas

Los agentes han explicado que en todos los casos siguieron el mismo modus operandi. Primero realizaban una llamada telefónica haciéndose pasar por la empresa de la compañía de gas para anunciar que pasarían por el domicilio de las víctimas para realizar una inspección. Días después se presentaban en las viviendas y, mientras la mujer entretenía a las víctimas en la cocina simulando que realizaba comprobaciones en la instalación de gas, su acompañante se dedicaba a registrar el domicilio para robar dinero, joyas, tarjetas de crédito y otros objetos de valor.

Era mediante el robo de tarjetas y libretas bancarias sustraídas como los presuntos estafadores conseguían más dinero. Con la excusa de solicitar un cobro por la falsa revisión de gas, conseguían los números de cuenta y pines de las tarjetas de crédito de las víctimas que posteriormente utilizaban para hacer extracciones de efectivo. De esta manera, los presuntos estafadores llegaron a hacer varias transferencias de hasta 3.000 euros.

Víctimas de edad avanzada

Todos los afectados son personas de edad avanzada y con pocos recursos económicos. Debido a los delitos de los que han sido víctimas, muchas de ellas se encuentran en una situación de extrema precariedad.

Tal y como explicaron los Mossos d’Esquadra en una rueda de prensa celebrada el martes con motivo del lanzamiento de una campaña de concienciación elaborada conjuntamente con BAXI y FEGiCAT para prevenir este tipo de delitos, los autores no solo escogen a personas de edad avanzada porque es más fácil ganarse su confianza sino también porque, en el hipotético caso de que se presente una denuncia, tienen más dificultades para aportar datos concretos sobre rasgos identificativos de los autores, lo que dificulta su detención.

Recomendaciones para no ser víctima de esta estafa

Desde FEGiCAT recuerdan que las inspecciones de gas se realizan cada cinco años y siempre son comunicadas por la compañía con anterioridad. Por eso, recomiendan desconfiar de cualquier llamada en este intervalo de tiempo y, en caso de duda, consultarlo con un técnico de confianza. Si un operario se presenta de forma inesperada en el domicilio, los agentes recomiendan no dejarlo acceder al interior. En caso de que ya haya entrado, se solicita que no se realice ningún pago, no se le faciliten datos personales y que no se pierda de vista al sujeto para evitar este tipo de delitos.