Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Agentes de los Mossos en una manifestación contra Jusapol / EP

Los Mossos desmontan la teoría de la “corrupción” policial en el caso del agente herido

Alerta Solidaria ve una trama “mafiosa” en la duplicidad de las acusaciones a los dos agresores, pero el cuerpo aclara que se trata de dos causas separadas

3 min

Los Mossos d’Esquadra han desmentido contundentemente las acusaciones del colectivo de abogados Alerta Solidària, que ve “corrupción” y una trama “mafiosa” en los informes policiales calcados sobre dos investigados en el caso del agente herido en una protesta contra el sindicato Jusapol en 2018.

En realidad, “en ningún caso se atribuyen los mismos hechos a dos personas diferentes”, según ha aclarado el cuerpo en un comunicado, sino que la causa de que se copiara la minuta original es que en la agresión participaron dos personas distintas, en el mismo momento y con acciones similares.

Dos causas separadas

Uno de los activistas es Marcel Vivet, que ayer fue condenado a cinco años de cárcel por agredir a un agente de los mossos en la manifestación contra Jusapol del 29 de septiembre de 2018, en una causa en la que la Generalitat mantuvo su acusación por un atentado a la autoridad, mientras que el otro es Adrià, pendiente de juicio y para quien la fiscalía pide ocho años de prisión en un proceso en el que el ejecutivo catalán retiró hace poco todos sus cargos.

Los Mossos han detallado que se instruyeron dos causas por separado: “Una con la minuta original contra quien había dado un golpe en la nuca” con un palo “y una segunda, donde consta una copia de la minuta que pertenece a la anterior causa citada y que corresponde al mismo momento de los hechos”, algo de lo que el juez estuvo al corriente, según afirma la policía.

Los Mossos niegan las acusaciones

El cuerpo ha emitido el comunicado como respuesta a las informaciones publicadas en los medios que recogían una rueda de prensa de los abogados de Alerta, en la que han atribuido la duplicidad a una “práctica corrupta con la clara intención de sustentar solo la tesis acusatoria”.

El colectivo ha reclamado la “inmediata revocación” de la sentencia ante lo que consideran irregularidades policiales, así como la “expulsión” de los agentes supuestamente implicados en las mismas. Una acusación dirigida al cuerpo de Mossos, pero también a la Generalitat, personada en la causa, y que “conocía la duplicidad de estas acusaciones y permitieron que esto llegara hasta el final”, según ha sostenido el abogado Xavi Monge.