Menú Buscar
Un mosso se prepara para entrar en la casa okupada para proceder a su desalojo / TWITTER

Enfrentamiento entre Mossos y Bomberos por la actuación en un desalojo

Los agentes antiincendios de Barcelona se negaron a descolgar a una okupa a petición de los policías autonómicos, que lo consideran un suceso de fondo "político"

24.05.2019 09:26 h.
4 min

Los Mossos d'Esquadra y los Bombers de Barcelona chocan en el desalojo de una casa okupada en la ciudad. La policía autonómica requirió los servicios del cuerpo de bomberos en la operación y éste se negó a intercedir. 

Quien inició este suceso fue una de las personas que se encontraban alojadas en la casa. La okupa se ató a la fachada del edificio como protesta ante el desalojo y para retrasar la acción de los mossos. Los agentes policiales avisaron a los bomberos para que la descolgaran y estos no lo hicieron. Una acción que el sindicato SAP-FEPOL sospecha que tiene un tinte "político" pintado por el Ayuntamiento de Barcelona.

Desalojo de Puntales II

La casa okupa en cuestión es conocida como Puntales II y se encuentra en el barrio de El Clot. La operación de expulsión de los activistas se inició a las 9.00 horas del martes, cuando comitiva del juzgado de primera instancia 1 de Barcelona se trasladó hasta el lugar para llevarlo a cabo. En aquel momento ya había dos personas encordadas a la fachada de la finca, de las cuales una pudo ser descolgada por los propios agentes policiales que se ocupan de este tipo de actos. 

Desalojo de la casa okupada Puntales II 

El Periódico publica que la segunda okupa se encontraba "sobre una estructura de tablones, a dos metros y medio del suelo, y atada a una cuerda cogida al segundo balcón". Una situación peligrosa en la que, desde el punto de vista de los Mossos, debía actuar el equipo de bomberos municipal, por lo que requirió la presencia de este. Según el informe policial y el acta de la secretaría judicial, los bomberos se negaron a hacerlo porque que tenían "orden de no intervenir por temas políticos". 

Colau, con los okupas

El sindicato de los Mossos d’Esquadra ha difundido su malestar para con este suceso y han pedido que aclaren si el ayuntamiento que capitanea Ada Colau dio "indicaciones políticas para no participar en el desalojo”. Según SAP-FEPOL, ni el consistorio ni su alcaldesa "pueden alinearse con el movimiento okupa", pero sobre todo "no pueden desobedecer un requerimiento judicial o instar a funcionarios públicos a que lo hagan". 

Fuentes municipales aseguran que el cuerpo de los Bomberos de Barcelona solo actúa en este tipo de intervenciones para evitar riesgos de hundimiento o daños en el edificio, así como por tareas de rescate. Este último caso era por el cual los mossos pedían su presencia en Puntales II, una visión que no coincide con la del Consistorio, que no ve motivos de salvamento y piensa que descolgar a las jóvenes de la fachada era tarea del dispositivo policial.