Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Control de movilidad de los Mossos d'Esquadra durante el fin de semana / MOSSOS

Los Mossos aseguran que ahora sí se cumple el toque de queda

Los agentes señalan que la restricción de la movilidad es más alta que en los primeros 15 días de la aplicación de la medida

3 min

El Govern de la Generalitat ha prorrogado, por quince días más, el estado de queda, que le permite la declaración del estado de alarma por parte del Gobierno. Pero es ahora cuando la restricción de movilidad se nota de forma clara. Los Mossos d’Esquadra lo han comprobado, al asistir a un control de cumplimiento de la medida en la noche de este viernes, la primera tras decretarse la prórroga, que durará hasta el 23 de noviembre.

Los Mossos se dividen para patrullar y establecer los distintos controles policiales y coordinar las zonas, las entradas y las salidas de los diferentes barrios y de la propia ciudad, porque el desplazamiento de municipio está prohibido hasta las seis de la mañana.

Controles de taxis

Cada noche, el dispositivo de los Mossos asiste a tres controles policiales, uno sobre las doce de la noche, y otros dos a las 2.30 horas y a las 4.00 horas. Tienen una duración de entre veinte minutos y una hora y se modifica su ubicación cada día.

Una de las prácticas que se realizan es el control de taxis, y es que se ha constatado que muchas personas se desplazan en taxi una vez se pasa la hora límite por la noche. “La mayoría de personas piensan que en taxi no los vamos a parar, y justamente es donde más controlamos”, señalan los agentes.

Y las multas han comenzado a proliferar. En un control, en la Ronda Sant Pau, han pasado en la última noche 12 vehículos y se ha multado a cinco personas. De ellas, tres iban ebrias y sin ninguna excusa para circular fuera del horario permitido. Otra circulaba en un taxi con un certificado de desplazamiento falso y otra presentaba signos de ir bajo los efectos del alcohol.

Menos llamadas al 112

Durante este control, ubicado en Ronda Sant Pau, han pasado 12 vehículos y se ha multado a cinco personas: tres de ellas iban ebrias y sin ninguna excusa para circular fuera del horario permitido, otra circulaba en un taxi con un certificado de desplazamiento falso y otra presentaba signos de ir bajo los efectos del alcohol.

Pese a todo, los Mossos remarcan que antes de la imposición del toque de queda el teléfono de emergencias 112 recibía un mayor número de llamadas cada noche, y que actualmente se han reducido considerablemente. Y que, además, se han vuelto a reducir en los últimos días, justo antes de la nueva prórroga del estado de queda.

Destacadas en Crónica Vida