Menú Buscar
Momento en el que retiran el cadáver del yihadista de la comisaría de los Mossos d'Esquadra de Cornellà / EFE

La mossa actuó en legítima defensa ante el atacante de Cornellà

El juez determina que la agente "no usó el arma de fuego hasta que fue su última opción"

08.10.2018 21:47 h. Actualizado: 15.05.2019 16:37 h.
3 min

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Cornellà de Llobregat (Barcelona) ha decidido archivar la investigación que arrancó después de que una agente de los Mossos d'Esquadra que disparase a un presunto yihadista. Había entrado en la comisaría el 20 de agosto y había intentado apuñalar. El juez ha determinado que ella había actuado "en legítima defensa".

El magistrado ha considerado que después de investigar la muerte del hombre por disparos en comisaría, la actuación de la agente "fue resultado de una actuación en legítima defensa de la integridad física del agente y de la de sus compañeros que se hallaban en comisaría".

Al grito de 'Allah'

La investigación se inició tras una llamada de los Mossos un 20 de agosto en que informaban al juzgado de la muerte de un hombre que había irrumpido en una comisaría de la policía catalana intentando apuñalar a la agente al grito de Allah. El incidente se produjo a los tres días del primer aniversario de los atentados terroristas en La Rambla de Barcelona y Cambrils.

El magistrado ha defedido que la agente "no usó el arma de fuego hasta que fue su última opción", pese al poco tiempo de reacción --en unas imágenes se muestra cómo se abalanza sobre el mostrador de la entrada con el cuchillo, sin mediar ninguna palabra o discusión previa.

Agresión ilegítima

El juez ha observado que las motivaciones del ataque no corresponden a su competencia, sino a la de la Audiencia Nacional. Aunque advierte de que "no puede obviarse que la elección de la víctima del ataque no fue cuestión del azar".

El atacante "sabía perfectamente que la persona que se hallaba en la garita de la comisaría era una agente de policía", según el magistrado, que considera la agresión ilegítima, dolosa y premeditada.