Menú Buscar
Una imagen de archivo de una mosca negra / Wikipedia

La mosca negra y su virulenta picadura se extienden por España

Este insecto volador ha aparecido en el río Manzanares a su paso por el madrileño barrio de Butarque, y podría expandirse a otros puntos del país

4 min

La mosca negra ya ha empezado a expandirse por el conjunto de España. La primera vez que se detectó fue en el año 2006, en la ribera del Ebro, para después ir expandiéndose por numerosas localidades de Aragón. Tan sólo el año pasado, este insecto provocó 28.500 consultas médicas en la comunidad autónoma de Aragón.

Ahora la mosca negra ha aparecido por primera vez en Madrid. El ayuntamiento de Manuela Carmena confirmó la semana pasada la presencia de mosca negra en el río Manzanares a su paso por el madrileño barrio de Butarque, en el distrito de Villaverde. Ya ha anunciado que próximamente hará una "desinfectación" en las aguas para eliminar el insecto y evitar así las picaduras y reacciones alérgicas que han provocado numerosas quejas vecinales.

Agua corriente y limpia

Desde el consistorio madrileño explican que la extensión de las lluvias primaverales en el tiempo y la llegada del calor repentino tras éstas ha provocado que los márgenes del río estén altos, lo que dificulta las labores de inspección.

El año pasado ya se detectó mosca negra en el río, pero no a su paso por la ciudad de Madrid, por lo que su presencia no ha extrañado a los técnicos. Además, desde el Ayuntamiento de la capital explican que este insecto no está en aguas estancadas como las de las depuradoras, sino en zonas de agua corriente y limpia.

Alerta de los vecinos

El Gobierno de Manuela Carmena no ve en relación entre el proceso para renaturalizar el río a su paso de la ciudad y la aparición de esta especie, que se ha detectado en la zona de Butarque gracias a la alerta de los propios vecinos del barrio.

En principio el consistorio madrileño descarta que esta especie esté en otros tramos del río, ya que todavía no tienen noticia de picaduras por parte de los vecinos.

Heridas e hinchazones

En Europa la mosca negra no transmite enfermedades, aunque sí causa molestas picaduras que suelen dar reacción alérgica, aseguran los expertos. Los posibles efectos son una herida de varios centímetros y un hinchazón que puede empeorar si se produce la reacción alérgica. Es importante saber que la mosca negra es capaz de meterse por dentro de la ropa para picar. 

A pesar de la prevención, las previsiones de los expertos es que este insecto volador se siga expandiendo por el conjunto de España. Este fenómeno se debe a los efectos del cambio climático, dado el aumento de las temperaturas en verano. Pero los expertos apuntan como causa principal la limpieza de los ríos, que provoca las condiciones perfectas para que la mosca negra se reproduzca y se extienda como una plaga.