Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El rapero Morad / CRÓNICA GLOBAL

La policía, “al límite” porque Morad la utiliza para hacer crecer su marca

Los agentes denuncian los desafíos del rapero, que ve en sus enfrentamientos con los Mossos un filón para ganar dinero y popularidad

Ignasi Jorro / Sara Cid
8 min

"Morad utiliza a los Mossos d'Esquadra para hacer vídeos virales y ganar seguidores y dinero". Es la alerta que lanzan fuentes policiales después del enésimo enfrentamiento del polémico cantante de rap y trap con agentes en su L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) natal la madrugada del martes. 

El nuevo encontronazo del artista con los agentes durante el control de un vehículo se saldó con cuatro detenidos por desórdenes públicos, atentado, el arresto de un menor por lanzar una botella a la policía y del conductor del automóvil en el que viajaba Morad. ¿Por qué? Porque el arrestado conducía presuntamente bajo los efectos de sustancias psicotrópicas, explicó un portavoz de Mossos a Crónica Global

Antidisturbios

Los efectivos policiales detectaron el coche con cinco personas y lo pararon en un control rutinario. No conducía Morad, sino uno de sus amigos. Los agentes hicieron un control de drogas y alcohol al conductor, y éste dio positivo. Tras ello, el rapero grabó la labor de los funcionarios en dos vídeos que difundió en las stories que colgó en su Instagram, donde tiene dos millones de seguidores. Allí se quejó de "por qué nos paran" y grabó a los agentes de paisano. 

Tres imágenes del encontronazo del Morad con los Mossos / CG
Tres imágenes del encontronazo del Morad con los Mossos / CG

El incidente escaló y Morad llamó a un grupo de personas, que acudieron al poco rato. Algunos de ellos fueron agresivos con los agentes y les insultaron y golpearon. Un mosso terminó con una herida sangrienta en la pierna de una patada. Otro, encajando un puñetazo en el rostro. Afortunadamente, la pelea no fue a más por la contención policial y porque Mossos desplegó a los antidisturbios en la zona --de nuevo--. Allí acabó todo. 

"El objetivo es ganar seguidores y fama"

Este medio ha consultado a expertos en seguridad pública sobre el nuevo incidente de Morad con el cuerpo de seguridad catalán. Estas fuentes policiales han lamentado que el choque del martes "ha conseguido su objetivo, porque el trapero ha cultivado aún más su imagen de malo de la calle". "Es lo que busca: provocar la pelea con la policía y grabarlo todo para ganar seguidores en sus redes sociales".

"Seguidores que monetiza y que hacen crecer su fama de chico de barrio", agregan las mismas voces. Negro sobre blanco: Morad utilizaría a los Mossos para engrosar su negocio musical. Por medio de los vídeos virales de sus problemas con la policía. Grabaciones caseras que "alimentan una reputación que vende sin preguntas incómodas en programas como El Hormiguero o Lo de Évole", lamentan las mismas voces. 

¿Quién le protege?

Denuncian que, además de los continuos enfrentamientos con los agentes, el mec de la rue (MDLR, el acrónimo que utiliza) se ha erigido como un referente entre los chavales. Pero lejos de la imagen de persona “honrada, humilde y que ha medrado en un barrio desfavorecido” que proyecta el rapero, el sentir general de los que habitan los bloques de La Florida es muy distinto. Refieren que detrás de él “hay un séquito de machacas” que controlan las calles de este barrio de L’Hospitalet de Llobregat.

“Los vecinos, que son gente trabajadora, tienen miedo de hablar”, atestiguan fuentes del entorno policial, que lamentan que, si no se quejan, los Mossos d’Esquadra no pueden actuar. Aseguran que el barrio sufre en silencio las molestias de Morad y sus amigos. “Si montan una fiesta y un vecino llama a la policía, le hacen la vida imposible, le hacen el vacío en el barrio. La Florida es un lugar estructural y socialmente muy complejo”.

Enfrentamientos como márketing

Las mismas voces se quejan de que algunos medios han contribuido a blanquear la figura del trapero. Insisten en que se dedica a “crear problemas, insultar a la policía y lanzar piropos a las compañeras mujeres”.

El Morad, enfrentándose a un mosso d'esquadra en L'Hospitalet de Llobregat / Cedida
El Morad, enfrentándose a un mosso d'esquadra en L'Hospitalet de Llobregat / Cedida

Pero los problemas del rey del trap con los Mossos no han evitado que se convierta “en un modelo de éxito” entre los chavales. De hecho, Morad ha visto en sus continuos enfrentamientos con la policía autonómica un filón para crecer en popularidad y seguir “controlando el barrio”. Pero las fuentes son taxativas: “Su enemigo es la policía porque él es un maleante”, aunque ha sido absuelto en el único juicio que se ha celebrado en su contra. 

Los sindicatos se pronuncian

A preguntas de este medio, los sindicatos de Mossos afirman conocer la situación en L’Hospitalet de Llobregat. "Si me permite, Morad es un sinvergüenza. Se ha visto que ha sido interceptado por saltarse la normativa vial, al conducir sin carnet y de forma temeraria, por saltarse las restricciones sanitarias que todos cumplimos. Y otras cosas", recuerda Toni Castejón, portavoz de Fepol. 

"Hay mucho malestar en Mossos d'Esquadra porque es una persona que busca la pelea y provoca la detención. Para rentabilizarlo en sus redes sociales y con su imagen pública", subraya. ¿Qué hace para abordar esta situación? "Actuar dentro de la normativa vigente, que es la que hay. Ahora ya sabemos que Morad tiene una importante capacidad económica y ya no es el chico de barrio que él vende. Quizá que pague las infracciones de ordenanza de su bolsillo, como el resto de ciudadanos, es un inicio. Que su conducta duela al bolsillo", ha concluido la misma fuente, 

"Que lo denuncien"

 “Sabemos que hubo altercados, que fue detenido y que ha salido en los medios de comunicación porque todo el mundo estaba grabando”, expresa Albert Palacio, portavoz de USPAC, que insiste en que si los Mossos “están al límite” deberían denunciarlo. “Si creen que es punible algún delito de odio, que lo denuncien”, subraya, “que para eso la Generalitat tiene una asesoría jurídica”.

Por su parte, desde el sindicato SME, Nacho Álvarez evita hacer valoraciones de este caso concreto. “Somos conscientes de que este señor tiene varias causas pendientes, pero a nivel sindical no vamos a entrar a valorarlo. Es un ciudadano más, aunque pueda ser considerada una persona non grata a nivel policial por su actitud”.