Menú Buscar
Rafael Pallardó y el fiscal jefe anticorrupción, Manuel Moix / FOTOMONTAJE CG

Moix interrogó a Pallardó sin tener competencias para hacerlo

El fiscal jefe anticorrupción, en una actuación insólita, se reunió con este imputado por blanqueo de capitales y le ayudó a calificar las acusaciones contra Grinda, Bermejo y Rosa

4 min

Rafael Pallardó, imputado en la Operación Emperador por pertenencia a organización criminal y blanqueo internacional de capitales, presentó hace dos meses un escrito en la Fiscalía Anticorrupción en el que acusaba a los fiscales José Grinda, Fernando Bermejo y Juan José Rosa de amenazas, coacciones y delito contra la administración de justicia.

Según Pallardó, los tres representantes del ministerio público le convocaron a una reunión el 30 de octubre del 2014 para inducirle y presionarle en sus declaraciones.

Lo mismo, pero al revés

La reunión, efectivamente, se celebró, pero fue a instancias de Pallardó y para aportar datos del llamado caso Pujol. Los fiscales pusieron este encuentro en conocimiento del entonces fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, y del jefe anticorrupción, Antonio Salinas. Ese encuentro, en el que Pallardó anunció jugosas revelaciones contra el clan Pujol, se celebró en la Fiscalía de Cataluña.

Pallardó adelantó algún datos al respecto, pero a continuación y para sorpresa de los fiscales pidió dinero a cambio de empezar a “tirar de la manta”. Éstos se negaron y así lo comunicaron, de forma preceptiva, a sus superiores.  

Moix, manos a la obra

Pocos días después de que Pallardó denunciase a los tres fiscales, y en una actuación inédita por parte de un fiscal jefe anticorrupción, Manuel Moix citó a Pallardó y a su abogado a una reunión “fuera de horario laboral”, en la fiscalía. Esa tarde, Moix tomó declaración al controvertido personaje, que se explayó en sus acusaciones azuzado por el fiscal jefe, que dirigía el interrogatorio, según fuentes directas de Anticorrupción.

Moix, que calificó los hechos sin que el interrogado los hubiera especificado en su escrito inicial, retuvo la denuncia durante un mes. Transcurrido ese tiempo, el fiscal jefe anticorrupción, coincidiendo con su decisión de apartar del caso del 3% a Grinda y Bermejo, trasladó a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña la documentación aportada por Pallardó y su declaración íntegra “para que actuase en forma a derecho”.

Sin competencias

En fuentes de la fiscalía se considera inaudita la actuación del fiscal jefe, que, según el estatuto del ministerio fiscal, no tiene competencias procesales para este tipo de interrogatorios, y que, sin embargo, instó una nada ortodoxa reunión con un personaje acusado de gravísimos delitos tanto en España como en Andorra y que está siendo investigado por sus fiscales.

Grinda, Bermejo y Rosa han pedido amparo al fiscal general y el Consejo Fiscal decidirá al respecto en la reunión que celebrará el próximo jueves.