Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Servicio de limpieza recoge colchones y cartones de personas sintecho en Lleida / @destriem_ponent

Mobiliario urbano para 'esconder' a los sintecho

Macetas y vallas ubicadas con el objetivo impedir que las personas sin hogar duerman en las calles de Lleida

4 min

Ha sucedido en Lleida, según denuncia Fruita Amb Justícia Social. Agentes de la Guardia Urbana han retirado este martes colchones y cartones de diversos puntos de la ciudad, como la calle Palau, para evitar que las personas sin hogar duerman en la calle. A su vez, el consistorio ha instalado macetas y vallas que impiden que aquellos que no tienen un techo bajo el que cobijarse descansen por las noches.

Así lo denuncia Gemma Casal, portavoz de esta plataforma, que explica que continúa habiendo mucha gente que pernocta en la calle porque o el único albergue de la ciudad está lleno o “porque la Paeria los considera transeúntes y solo se pueden quedar una o dos noches”.

“Presión para expulsarlos”

En algunas ocasiones tampoco quieren dormir allí porque es un espacio privado, donde el ayuntamiento ha alquilado unas plazas, y “tiene muchas deficiencias”, señala Casal. Entre estas, juntar a personas con perfiles y necesidades muy diferentes, lo que dificulta la convivencia. “Con problemas de salud mental, por ejemplo, y están muy desprotegidos y acaban en la calle porque no tienen alternativa”, denuncian desde la plataforma.

“Lo único que tienen son colchones y cartones. A veces los guardan en entradas de edificios de instituciones, como puede ser el comedor del mismo albergue Jericó, o grandes espacios, pero sobre las 8:00 de la mañana ha llegado la Urbana que, junto al servicio de limpieza, lo han tirado todo. Es una manera de hacer presión para expulsarlos”, lamenta esta activista.

Personas durmiendo en la calle en Lleida / @destriem_ponent
Personas durmiendo en la calle en Lleida / @destriem_ponent

Vallas y macetas

La limpieza del consistorio no acaba ahí. En otras zonas han desplegado vallas de gran altura para impedir que se instalen las personas que buscan dónde resguardarse del frío, el mal tiempo o, simplemente, poder descansar, “pero nadie les ofrece un lugar donde dormir”, lamenta Casal.

Además, “colocan tiestos grandes en diversos espacios --sucedió la pasada semana--, igual que hacía el antiguo consistorio, que decidió arrancar el césped y poner enredaderas con espinas en varias zonas para impedir que se pudiesen tumbar, así como vallas en algunos edificios. Entendemos que los que viven allí no pueden tener colchones con gente durmiendo en su puerta, pero se tiene que buscar una solución, que no pase por echarlos también de la calle y tirar sus pertenencias”, lamenta Gemma, “porque se irán de un sitio para ir a otro”.

Sin albergue público

Fue la semana pasada cuando el alcalde, Miquel Pueyo, celebró que no había nadie durmiendo en las calles de Lleida. “No es cierto, están llenas de jóvenes”, desmienten desde la plataforma. “La ciudad tiene un problema grave porque no cuenta con un albergue de titularidad pública y debería existir, igual que atención a las personas que no cuentan con un techo para pasar la noche”, subrayan desde la entidad.