Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Asistentes a una edición anterior de la feria del móvil en Barcelona, el MWC / CG

El Mobile World Congress 2021, sin sexo de pago

La industria erótica y de acompañamiento que rodea la feria del móvil de Barcelona prevé una edición fría del evento tecnológico

8 min

Uno de los termómetros del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, el sector del sexo de pago, ha hablado: prevé una fría edición este año. La industria de acompañamiento para adultos no abrirá, o lo hará a medias, para una feria de la que ya se han descolgado grandes compañías tecnológicas. 

La próxima semana, cuando arranque el evento, una de las que mantendrán la persiana bajada por segundo año es Juani de Lucía, dueña de la Sala Bagdad, decana en los espectáculos pornográficos en vivo. "No abriremos. Las restricciones al ocio nocturno, donde tienes que estar al 50% de aforo, hacer test a la entrada y mantener las distancias, hacen imposible nuestro negocio. Para abrir y dar un espectáculo mediocre, preferimos no hacerlo", razona la empresaria. 

"Aguantaremos un poco más"

De Lucía recuerda que el encuentro tecnológico será "un híbrido de presencial y online", y que los congresistas que vengan "asistirán con mucho control". En estas condiciones, el Bagdad, que vivía su particular boom cada febrero con los delegados asiáticos, continuará con los neones apagados. "Esperaremos a que haya un poco más de turismo. El que hay ahora, el de botellón, no es nuestro público. Cuando reabramos, lo haremos con todos los intérpretes y con la calidad que nos caracteriza", avanza la directiva de la noche. 

Sí subirá la persiana --de hecho lo acaba de hacer hoy de madrugada-- el Dollhouse Barcelona, la sala de estriptís de las Ramblas que tiene como directora artística a la estríper Chiqui Martí. "El Mobile 2021 es una incógnita. Nosotros abriremos porque el ocio nocturno ya puede operar, pero no esperamos una gran afluencia de público internacional los días de feria", explica Hans-Dieter Otto, su gerente. "Vendrán menos asistentes y sus compañías les atarán en corto, porque no quieren arriesgar a que se infecten con coronavirus. Irán del hotel a la feria y de vuelta. No saldrán de noche, o lo harán mucho menos", agrega. 

"¿Se registrarán para ver estriptís?"

Desde Dollhouse se preguntan cómo compaginará el ocio nocturno los días de Mobile con las restricciones a la industria de la noche que rigen en Barcelona y en el resto de la región. "Los visitantes extranjeros a la feria, ¿se registrarán para entrar en un club de destape? Dejarán su nombre, apellidos y pasaporte?", plantean. Es por ello que desde este club nocturno avanzan que utilizarán un sistema de código QR para cumplir con las directrices que fija el Procicat para que el mundo de la noche pueda abrir. 

De hecho, el ojo escrutador de la Consejería de Salud hace que otros clásicos de la noche barcelonesa anden perdidos ante el MWC 2021, a diferencia de ediciones anteriores. "Vivimos al día. Es imposible saber si de cara a la feria habrá trabajo, pues no sabemos si vendrán, por ejemplo, los directivos de compañías escandinavas, que tienen un elevado poder adquisitivo", explican desde Apricots. "Reino Unido continúa casi inalcanzable para España. Viajar desde otros países continúa siendo complicado. El mercado que más viene de turismo es el francés por cercanía. Este es el panorama", añaden desde la empresa de acompañamiento. 

"Incertidumbre"

Como el resto del sector, la firma de escorts se queja de "la falta de ayudas" mientras han "seguido pagando los costes fijos e impuestos". A ello se le une el debate en España sobre la regulación o abolición de la prostitución, anunciada por la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en mayo. "Estamos muy pendientes de esa ley. Nosotros somos contrarios, pues consideramos que somos una parte del sector inspeccionada, regulada y que da cobertura, seguridad y medidas higiénico-sanitarias". 

Desde otra de las referencias de la noche barcelonesa, el club erótico Blue Night, explican que "no hay precedentes de esta situación, por lo tanto, [habrá] incertidumbre". Desde este local situado en la zona noble de la Ciudad Condal avanzan que "gracias a la vacunación, sobre todo en Estados Unidos·, esperan "que sea un soplo de aire fresco para el sector". El MWC 2021, no obstante, "no será tanto como otros años". Este negocio es referencia porque fue uno de los que subieron la apuesta, fletando Teslas para la feria del móvil de 2019, antes del virus. 

"Hay más movimiento"

¿Cómo ve el congreso del móvil de la próxima semana una trabajadora sexual? Aida Lima, prostituta y escritora afincada en Barcelona, desliza que "ahora hay más movimiento" tras la fase aguda de la pandemia del coronavirus, por lo que el Mobile podría ser una espoleta para el sector. "Fíjate que ya estoy pasando veladas con clientes en restaurantes, porque ya se puede ir de noche, e incluso tengo clientes nuevos. Veremos lo que ocurre, porque otros años había muchísimo trabajo, pero al menos hay movimiento. Durante la pandemia tuvimos que quedarnos en casa, a cero", recuerda. 

No quedará a cero, pero espera una semana del MWC discreta, la industria que acompaña a la mayor feria tecnológica de España. El sector del ocio para adultos no prevé noches de desenfreno, y las ocupaciones hoteleras y el ritmo no invitan a pensar que ocurrirán, según indican fuentes de la industria alojativa. Por lo pronto, se han borrado físicamente del evento tecnológico enseñas como Google, Sony, Ericsson, Nokia, Samsung y Lenovo. Frente a ello, la GSMA, organizadora, ha hecho una apuesta por el online y el público local. Aspira a llegar a los 50.000 visitantes en una edición de transición tras la enfermedad.