Menú Buscar
dinero en efectivo

Minicréditos online: Una rápida respuesta a una necesidad económica

Un comparador ayuda a elegir el minicrédito que solventará una necesidad puntal de efectivo

6 min

Seguro que en alguna ocasión has visto a un vecino, amigo, familiar, o incluso a ti mismo, con algún problema inesperado en casa con la electricidad o con una cañería que necesita reparación urgente; pero sin margen en el presupuesto al no contar con ese imprevisto. Resulta desesperante porque, solicitar esos 200 o 300 euros al banco donde tienes tus ahorros es muy engorroso. Además, el fontanero o el electricista no puede esperar para la compra de los repuestos y la mano de obra.

Todos disponemos en casa o en el trabajo de un ordenador con acceso a Internet, una tablet o, al menos un teléfono móvil. Basta cualquiera de estos dispositivos para solucionar una situación inesperada. La respuesta está en los Créditos vía web.

Créditos rápidos online

Este tipo de créditos se diferencian porque el dinero, si bien lo otorga una entidad crediticia, su sede operativa está en Internet. Están creadas para cubrir necesidades económicas urgentes, que no pueden esperar a un largo papeleo, a que te den cita en la sucursal de la entidad bancaria y hacer la cola para ser atendido por el gestor bancario.

Al ser una entidad online, todo se hace al momento. Por tal motivo los créditos son rápidos, porque a través de esa vía solo tendrás que rellenar un formulario, donde tendrás que poner los datos necesarios y listo. Incluso hay casos donde ni siquiera solicitan documentos adicionales.

De estos tipos de créditos hay muchas modalidades, tanto personales como para empresas, porque los comercios, negocios y demás empresas también tienen emergencias económicas. Pero nos dedicaremos en las próximas líneas a ver la forma más inmediata de solucionar un problema económico de última hora.

Minicréditos al instante

Un minicrédito es un producto financiero de fácil acceso y pronta obtención, sin necesidad de afrontar trámites complicados que podrían alargar el proceso hasta el punto que te haga desistir de la solicitud del préstamo.

En realidad un minicrédito es un adelanto de efectivo que debe devolverse en un periodo corto de tiempo, el cual queda establecido en el contrato que se realiza, y que, como todo préstamo, incluye unos intereses que se abonan al devolver el dinero.

Los minicréditos no es algo nuevo, también lo ofrecen los bancos. Con la aparición de las entidades crediticias en línea, desplazaron a la banca tradicional en este tipo de producto, básicamente gracias a la agilidad, comodidad e inmediatez para su aprobación y entrega. La opción tradicional continúa disponible, pero no pueden competir en rapidez.

Ventajas de solicitar un minicrédito

No debes pensar que, como se trata de un  proceso que se realiza vía Internet, conllevará peligros, con hackers, ciberdelincuentes o “agujeros negros” por donde podrían acceder a tu información privada. Nada de eso, debes saber que las entidades crediticias que ofrecen estos servicios online tienen una gran protección y seguridad, gracias a la encriptación de los datos personales y bancarios de los clientes. Las operaciones están a salvo en la red.

Lo principal es que solucionan problemas económicos urgentes y puntuales, que no requieren de un gran capital ni solicitar un préstamo en un banco. Justamente, por ser importes pequeños, la devolución del microcrédito es sencilla, sea en plazo de tiempo o en cuotas.

Salvo excepciones, no necesita avales ni garantías para su aprobación; por lo que es perfecto cuando no es posible acceder a los métodos tradicionales. Además de que los intereses que genera en ocasiones pueden llegar a ser incluso menores que otros productos de financiación, aunque recomendamos tener presente siempre las codiciones de cada caso. Y la ventaja más importante, una vez que el minicrédito es aprobado, el dinero estará disponible en tu cuenta bancaria en unas pocas horas.

Dónde solicitar un minicrédito

En la actualidad hay una gran cantidad de entidades crediticias online que prestan este y otros servicios, como Vivus. Por el mismo hecho de que son muchos los sitios web que prestan este servicio, también hay comparadores que se dedican a facilitarte la elección, dónde se pueden contrastar los diferentes préstamos con sugerencias, para que hagas tu elección y solicites el que mejor se adapte a tus necesidades.

Un último detalle a destacar es que en casi todas las entidades crediticias online, si es tu primer crédito, te lo aprueban totalmente gratis. Eso quiere decir que si solicitaste 300 euros (valor máximo para la promoción) solo devuelves 300 euros, sin interés.  

--

Contenido patrocinado