Menú Buscar
El chef del restaurante Riff de Valencia, bufé Michelin salpicado por la muerte de una mujer por intoxicación alimentaria / CG

Una mujer muere tras comer en un restaurante Michelin

La ciudadana, de 46 años, falleció por una intoxicación alimentaria después de degustar una de las creaciones del bufé, que presume de una estrella y dos soles Repsol

20.02.2019 08:08 h.
4 min

Una mujer murió el pasado sábado tras un ágape en el restaurante Riff de Valencia. La ciudadana, de 46 años, falleció por una toxinfección alimentaria tras comer un menú degustación en el bufé, que presume de una estrella Michelin y dos soles de la Guía Repsol. El departamento de Salud Pública de la Generalitat Valenciana ha abierto una investigación para esclarecer las causas del suceso.

Según han informado varios medios, la cliente acudió al cenador, que tiene un cuarto de siglo de vida y es uno de los más prestigiosos de la ciudad del Turia, junto a su marido y su hijo de 12 años. Originaria de León, la víctima mortal trabajaba en una óptica de la capital autonómica. Ella, su esposo y el menor de edad empezaron a encontrarse mal la tarde del sábado, tras comer en Riff. Se encontraron indispuestos y la mujer terminó falleciendo "tras vomitar de forma profusa".

Arroz con setas, posible causa

Fuentes de la investigación han apuntado a un plato de arroz con setas como posible origen de la intoxicación alimentaria de los tres comensales. No obstante, los investigadores de la Consejería valenciana de Salud realizan ahora análisis toxicológicos y la autopsia para determinar las causas del trágico deceso. Lo factual y que se conoce es que los dos clientes del restaurante de alta cocina ingirieron las llamadas colmenillas, un hongo comestible que se emplea en alta cocina.

Imagen de las 'colmenillas' o 'morchellas', setas que pueden ser mortales / CG

Imagen de las 'colmenillas' o 'morchellas', setas que pueden ser mortales / CG

Esta seta primaveral, también conocida como morchella, contiene toxinas termolábiles que deben eliminarse con dos tratamientos de calor. De lo contrario, pueden provocar graves efectos sobre el aparato digestivo, nervioso y cardiovascular. Para evitar riesgos, los cocineros proceden habitualmente a desecar la seta y hervirla. Tras ello, los chefs desechan el agua con la que han hervido el hongo, pues también es tóxica.

Sanidad no despeja la incógnita

Ana Barceló, consejera de Sanidad de la Generalitat Valenciana, ha asegurado que se encuentran trabajando para determinar cual fue la causa que llevó al fallecimiento de la comensal. Ha pedido, en declaraciones a los medios, prudencia ante el caso ya que "no se sabe" si la muerte fue causa directa de la ingesta de alimentos o, por el contrario, los alimentos le provocaron un estado que llevó a la muerte.

Tampoco ha podido confirmar si se está practicando la autopsia al cuerpo de la mujer. Lo que sí ha aclarado es que se ha encuestado a 17 personas que estuvieron en el restaurante durante los tres días anteriores al sábado para saber si habían sufrido alguna intoxicación.

Hay más casos

La trágica muerte de la comensal no tuvo más alcance. El marido y el hijo de la víctima presentan una "evolución buena con recuperación". El departamento que comanda Barceló ha indicado que en el marco de las mismas pesquisas se han detectado 14 casos de intoxicaciones con síntomas muy leves, esto es, vómitos y buena evolución de los pacientes. Los episodios tendrían el origen en el mismo restaurante, cuyo propietario es el prestigioso chef Bernd H. Knöller.

Precisamente, el empresario y cocinero ha indicado que el bufé permanecerá cerrado hasta que establezcan las causas de lo que ha sucedido y el cenador Michelin pueda retomar la actividad con "plentas garantías tanto para el personal como para los comensales".