Menú Buscar
Cigarro humeante / PIXABAY fumar

Descubierto el método más efectivo para dejar de fumar

Recibir una recompensa económica por dejar de fumar es lo más efectivo, según un estudio realizado por una universidad estadounidense

3 min

Existen numerosos métodos para dejar de fumar. Todos tienen sus pros y sus contras, y su efectividad depende en gran medida de la fuerza de voluntad del fumador. Sin embargo, la ciencia acaba de revelar cuál es la mejor manera para dejar de fumar de una vez por todas: que te paguen por decirle adiós al tabaco.

Es la principal conclusión que arroja el estudio realizado por la Perelman School of Medicine de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos), que demostró mediante un experimento que el método más efectivo para que los fumadores abandonen este vicio es darles una recompensa económica a cambio.

Cinco métodos distintos

Los responsables del estudio ofrecieron ayuda para dejar de fumar a 6.000 fumadores de 54 importantes empresas norteamericanas. Fueron divididos en cinco grupos, cada uno de los cuales fue sometido a un tratamiento diferente. A los miembros del primero se les envió una serie de mensajes motivacionales al móvil animándoles con su tarea y hablando de lo perjudicial que es el tabaco para la salud. Al segundo se les proporcionó cigarrillos electrónicos. Al tercero grupo se le ofreció medicación y parches de nicotina.

Colillas de cigarros / PIXABAY

Colillas de cigarros / PIXABAY

Por su parte, el dinero fue la herramienta para convencer a los componentes del cuarto y del quinto grupo. A unos se les proporcionaron las herramientas necesarias para dejar de fumar y una recompensa de 600 dólares si lo conseguían durante un plazo de seis meses. A los otros se les dieron las herramientas y un depósito de 600 dólares realizado antes de comenzar el estudio, cantidad que tenían que devolver si no conseguían abandonar el tabaco.

El dinero, el mejor incentivo

Mientras que en el primer grupo la tasa de abandono del tabaco fue del 0,01%, en el resto el promedio fue de entre el 0,5 y el 3%. Los grupos en los que había recompensa económica fueron los que mejor funcionaron: los casos de éxito fueron tres veces superiores al resto.

Sin embargo, 1.200 personas consiguieron dejar de fumar gracias a los diferentes programas, pero sólo un 1,3% de los 6.000 participantes lo abandonaron de verdad.