Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Decreto por el que se constituía en 1921 el Servicio Meteorológico de Cataluña por la Mancomunidad / ARCHIVO METEOCAT

El Meteocat cumple un siglo de vida

El Servicio Meteorológico de Cataluña fue fundado el 31 de marzo de 1921 por la Mancomunidad de Cataluña

2 min

El Consejo Permanente de la Mancomunidad de Cataluña, agrupación de las cuatro diputaciones catalanas entre 1914 y 1925, precedente moderno de la Generalitat, fundó el 31 de marzo de 1921 el Servicio Meteorológico de Cataluña (SMC). El meteorólogo Eduard Fontserè i Riba fue el primer director de la institución.

La sede del SMC, ahora denominado Meteocat, tuvo sus primeras oficinas en el piso superior del edificio del reloj de la Escuela Industrial de Barcelona. Desde allí, suministraba información del tiempo recibida de los servicios españoles y organismos internacionales que llegaban a través de la telegrafía inalámbrica. A partir de 1922, un año después, comenzó a elaborar la previsión diaria del tiempo.

Escuela Industrial de Barcelona, primera sede del Servicio Meteorológico de Cataluña / DIBA
Escuela Industrial de Barcelona, primera sede del Servicio Meteorológico de Cataluña / DIBA

Primer centenario

El Meteocat está hoy de celebración por su primer siglo de vida. Durante los primeros 100 años, la institución meteorológica fue pionera en diversos ámbitos, como la retransmisión desde 1927 del tiempo en Radio Barcelona, experiencia avanzada en España y Europa. Durante los 17 primeros años de existencia, el SMC se centró en realizar trabajos de carácter científico con los que adquirió cierto prestigio internacional.

En 1939, con al inicio de la dictadura franquista, el Servicio Meteorológico de Cataluña fue suprimido y sus archivos y dependencias requisados. Con la llegada de la democracia, y la aprobación del Estatuto de Cataluña de 1979, fue refundada bajo la dirección de la Generalitat. No obstante, no fue hasta 1996 cuando fue creado de nuevo con el nombre actual de Meteocat y se estableció la sede en la calle Berlín, 38, de Barcelona. En 2001, a raíz de la Ley 15/2001, de 14 de noviembre, el SMC adquirió personalidad jurídica propia.