Menú Buscar
Un menor utilizando un teléfono móvil /Creative Commons Más del 50% de menores están enganchados a los móviles

Más del 50% de los menores están enganchados a los móviles

Un estudio de varias universidades de Madrid revela que la dependencia de estos dispositivos está relacionado con problemas para afrontar la vida diaria, riesgos para la salud mental y el estrés.

3 min

La tecnología ha traído grandes beneficios a los seres humanos y al mundo y ha servido para mejorar la calidad de vida y realizar grandes hallazgos. No obstante, su uso también puede implicar ciertos riesgos. Un ejemplo de ello son los teléfonos móviles. Estos ofrecen grandes prestaciones, pero su mal empleo y una relación de dependencia con ellos puede generar problemas para afrontar actividades en la vida diaria y afectar a la salud mental. Y más de un 50% de los menores son quienes presentan un uso problemático y adicción a los mismos.

Estas son las conclusiones que han sido extraídas por un estudio elaborado por el Instituto de Adicciones de Madrid Salud (Ayuntamiento de Madrid), de la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Francisco de Vitoria y la Universidad Rey Juan Carlos en 1.276 personas de 80 países residentes en España o países hispanohablante, que ha sido publicado en la revista Adicciones.

Un teléfono móvil en una imagen de archivo /Creative Commons

Un teléfono móvil en una imagen de archivo /Creative Commons

Sectores vulnerables

Según los investigadores, niños, adolescentes y adultos con afecciones psicológicas son los grupos poblacionales más vulnerables a desarrollar un uso problemático con los smartphone. En los menores de 18 años, un 57,5% de los encuestados padecen dicho problema y un 7,9% de dependencia. Además, un 45,1% de estos niños también presentan un uso problemático de internet (8,6% de dependencia), un 39% en la mensajería instantánea (10,7%), un 25,3% en redes sociales (6,1%) y un 10,9% en videojuegos (1,9%). Todos estos ámbitos se encuentran además integrados en los teléfonos que hoy en día suelen utilizar. Estos datos se mantienen en los sucesivos grupos de edad y aumentan entre estudiantes universitarios.

Gloria Rojo, terapeuta ocupacional y una de las autoras de la investigación, explicaba que “los resultados muestran una estrecha relación entre problemas con el uso de todos los dispositivos o recursos explorados y síntomas de mal funcionamiento prefrontal en la vida diaria, riesgo de mala salud mental y estrés percibido”.

El uso de Internet y los móviles ha sido incluido en el Plan Nacional sobre Drogas para investigar y ofrecer atención psicológica. Rojo señalaba que “se requieren políticas educativas que desarrollen estrategias de control personal desde tempranas edades, puesto que el uso de las TIC se inicia cada vez más pronto, cuando los niños ni siquiera cuentan con capacidad cerebral para controlar su comportamiento”.