Menú Buscar
Encurtidos / TAMORLAN - WIKIMEDIA COMMONS

¿Dónde probar los mejores encurtidos de Cataluña?

Una lista de propuestas con los mejores lugares de la región para probar estos alimentos acompañados de un vermut

Juan Antonio Marín
4 min

Los encurtidos son un aperitivo perfecto para cualquier situación y por eso tienen tantos adeptos. Dentro de la comunidad catalana se pueden encontrar muchos bares en los que probar estos alimentos que combinan a la perfección con la tradicional caña de cerveza o con el vermut.

Es por eso que muchos establecimientos se lanzan a encontrar los mejores encurtidos, ya sea elaborándolos de manera artesanal o bien adquiriéndolos a los grandes productores. Para que ningún amante de pepinillos, aceitunas y todo lo demás se pierda, esta lista engloba algunos de los mejores lugares para degustarlos dentro de Cataluña.

Mitja Vida

Los grandes conocedores de este tipo de apertitivos saben que en Barcelona uno de los mejores locales para probarlos es el Mitja Vida. Esta vermutería ubicada en la calle de Brusi, a medio camino entre el barrio de Sant Gervasi-Galvany y el de Vila de Gràcia, supone un templo para los amantes de los encurtidos.

Sus dueños apuestan por aceitunas en conserva, las clásicas piparras (también conocidas como guindillas de Ibarra, de gran sabor y textura tierna), las cebolletas en vinagre y una amplia gama de tapas, entre las que destacan sus patatas bravas y la ensaladilla rusa con anchoas. El local cuenta con otro encurtido también muy tradicional en el mediodía barcelonés, llamado Morri Fi. Las tapas se sirven en barra y se acompañan de un vermú casero, perfecto para matar el hambre antes de que llegue la hora de comer.

El Vermutet Can Gombau

Otro de los sitios para degustar estos aperitivos es El Vermutet Can Gombau, en Girona. Este local está ubicado en la céntrica calle Bonaventura y es ideal para probar algunos de los pinchos que los han hecho famosos, como su butifarra con pimientos encurtidos o su pincho estrella: queso, aceituna, anchoa de l’Escala y pimiento sobre una base de queso curado.

Vermú / UNSPLASH
 

Vermú / UNSPLASH

Tampoco hay que perderse su pepinillo sorpresa, una reinvención de la manera de comer esta hortaliza que resulta un sándwich perfecto: atún y pimientos en el interior y una anchoa o boquerón coronando el pincho. Como no podía ser de otra forma, el local cuenta con vermú artesanal y además organiza conciertos en la terraza para crear una experiencia gastronómica y cultural de calidad.

La Casa del Vermú

Para terminar este recorrido en busca de los mejores encurtidos de Cataluña, La Casa del Vermú, situada en la Plaza del Rei de Tarragona, resulta otro de esos lugares imperdibles para los amantes de las barras más tradicionales y auténticas. El local es, además, uno de los más antiguos de la ciudad, ya que lleva desde el año 1954 suministrando vermús, cervezas y aperitivos a todos los visitantes.

Ahora, este establecimiento apuesta por el producto local y cuenta con una gran cantidad de aperitivos para todos los gustos, como las aceitunas rellenas de anchoas (con grandes trozos de este pescado), las clásicas alcachofas con anchoas y todo acompañado de platos típicos de la gastronomía catalana, como el pan tumaca o los calçots con salsa de romescu. Un lugar muy apetecible en primavera y verano gracias a su amplia terraza, que ocupa buena parte de la plaza donde está ubicado.

Destacadas en Vida