Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Doc Brown y Marty McFly en su DeLorean, la máquina que utilizaban para viajar en el tiempo / REGRESO AL FUTURO

Los mejores destinos para “viajar atrás y adelante en el tiempo”

No hace falta ser Doc Brown ni Marty McFly para viajar en el tiempo. Estos lugares son tan únicos que ofrecen la sensación de estar en el pasado y en el futuro sin moverse del presente

6 min

Viajar en el tiempo es uno de los sueños que el ser humano siempre ha tenido. Y, aunque de momento la máquina del tiempo que hemos visto en películas como Regreso al Futuro todavía no han sido creadas, hay una posibilidad de viajar al pasado y al futuro sin necesidad de disponer de un DeLorean.

Únicamente hace falta encontrar unos días libres y planificar una escapada a alguno de los lugares que proponen desde Booking, “destinos que te harán sentir como si hubieras retrocedido en el tiempo o viajado hacia el futuro: desde capitales futuristas con deslumbrantes luces de neón hasta pequeños pueblos encantadores congelados en el tiempo”.

Singapur

Limpio, compacto y convincente, Singapur combina a la perfección lo mejor de Asia. Si bien las diferentes culturas y cocinas viven juntas en este deslumbrante destino, aún logran mantener su propia identidad.

Singapur / BOOKING

Singapur / BOOKING

Y hablando de una visión de futuro, Singapur también alberga el Supertree Grove, una serie de estructuras masivas con forma de árbol que absorben el calor, proporcionan sombra, recogen el agua de lluvia y generan energía solar. Gracias al revolucionario y eficiente sistema de transporte público de la ciudad, los viajeros del tiempo pueden explorar Singapur rápida y fácilmente.

Dubái (Emiratos Árabes Unidos)

La cosmopolita ciudad de Dubái no sólo está llena de rascacielos ultramodernos, sino que también es el hogar de los fascinantes archipiélagos artificiales. Los viajeros se sentirán como si hubieran viajado hacia el futuro mientras se relajan en una playa de arena o exploran los zocos y tesoros locales de la ciudad.

El espectáculo de la fuente futurista en el Dubai Mall ayudará a que los viajeros olviden que están en un desierto, y también que viven en el siglo XXI. Desde carreras de camellos hasta paseos en globo aerostático y emocionantes recorridos por las dunas de arena, Dubái tiene algo para cada viajero en el tiempo.

Hong Kong

Con un ritmo acelerado, densamente poblado y con luces de neón, Hong Kong tiene más de 1.200 rascacielos, más que cualquier otra ciudad del planeta, con luces reflejadas en el puerto de Victoria y montañas cubiertas de bosques como telón de fondo.

Además de ser un centro financiero global, lidera el campo de la tecnología en viajes, con escáneres de huellas dactilares y tarjetas de identificación inteligentes que permiten a los locales acercarse a la aduana. Con una arquitectura y diseño de interiores influenciados por el Feng Shui y la tecnología moderna, esta ciudad es verdaderamente única.

Tombstone (Arizona, Estados Unidos)

Conocida por su ubicación en el Salvaje Oeste, con magníficos salones antiguos y ruedas clásicas de vagones, Tombstone es un lugar donde los viajeros del tiempo sentirán que han retrocedido en el tiempo.

Tombstone / BOOKING

Tombstone / BOOKING

Pasear por la calle East Allen para encontrar la mayoría de las atracciones de la ciudad, como el Bird Cage Theatre y OK Corral, o reservar un recorrido en la antigua mina de plata donde hay que moverse a través de pasadizos, son dos de los imprescindibles de esta ciudad norteamericana.

Enkhuizen (Países Bajos)

La pequeña y encantadora ciudad de Enkhuizen se encuentra en la provincia de Holanda del Norte y es una pintoresca ciudad portuaria con encantadores canales y casas. El museo al aire libre de Zuiderzeemuseum es un pueblo congelado en el tiempo, ya que cuenta con más de cien tiendas y casas auténticas que recuerdan la historia de la región.

Los ‘visitantes del tiempo’ no deberían dejar pasar la ocasión de pasear por las pintorescas calles para descubrir antiguos talleres y experimentar la Holanda del pasado.

Tokio (Japón)

Estamos una vasta y extensa metrópolis situada entre las montañas y la bahía de Tokio. Las luces de neón, la tecnología de vanguardia y la innovación de vanguardia han transformado la ciudad en uno de los lugares más futuristas del mundo.

Es el hogar de impresionantes rascacielos, trenes bala avanzados, innumerables experiencias de realidad virtual y un verdadero restaurante de robots. Por eso, explorar esta impresionante y extensa capital hará que los viajeros se sientan como si hubieran viajado hacia el futuro.

Sighişoara (Rumanía)

La ciudad fortificada de Sighişoara es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, además de una de las ciudades medievales más bellas de Europa. Lugar de nacimiento de Vlad Drácula, esta pequeña joya hará que los viajeros del pasado se sientan como en casa con sus coloridas casas históricas, iglesias antiguas, calles empedradas y hermosas torres. Y no hay que olvidar visitar la torre del reloj del siglo XIV, con un museo histórico y un balcón para admirar las hermosas vistas.