Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mujer con insomnio / UNSPLASH

Mejora tu calidad de sueño ante problemas de insomnio

En el mundo actual hay muchas personas que se quejan de no poder dormir por las noches o de no descansar bien

6 min

En Psicología para hablar de cualquier tipo de alteración se recurre al DSM 5, que es el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría (American Psychiatric Association, APA) y contiene descripciones, síntomas y otros criterios para diagnosticar trastornos mentales. Y sí, se incluye el insomnio. Lo define como una dificultad para iniciar el sueño o para mantenerlo, que se caracteriza por despertares frecuentes o problemas para volver a conciliar el sueño después de despertar. El insomnio también incluye el despertar pronto por la mañana con incapacidad para volver a dormir.

¿Qué se puede hacer si sufres de insomnio? Hay estrategias sencillas que puedes probar por tu cuenta, y si no, entonces acudir a un profesional.

Francisco Olmos Fernandez Corugedo nos da una serie de consejos y estrategias para poder dormir mejor, a través de estas técnicas del cuidado del sueño.

Acuéstate y levántate siempre a la misma hora

Crear rutinas ayuda a que el cuerpo se acostumbre a los horarios establecidos. Al principio costará, porque si decides levantarte a las siete (por ejemplo) después de una noche sin dormir apenas, te costará. Pero con el paso de los días tu cuerpo sabrá que es la hora de levantarse y le será más fácil autorregularse.

Lo mismo pasa con la hora de acostarse.

Evita la siesta si duermes mal por la noche

Va muy ligado con el punto anterior. Si te levantas a las siete de la mañana, a mediodía tendrás sueño. Nada de siesta.

Sí, estarás cansado a más no poder, per tu cuerpo pillará la cama con más gusto por la noche. Aguanta los primeros días e irás viendo los resultados

Haz algún tipo de ejercicio físico todos los días

Mientras haces deporte se generan las endorfinas que producen la sensación de placer y bienestar. Esto disminuye la sensación de agobio por no poder dormir.

Al mismo tiempo el cansancio físico ayuda a que el cuerpo descanse bien por la noche. Elige bien el deporte, intenta no activarte mucho justo antes de dormir.

Busca la mejor forma de relajarte y conviértela en una rutina

Un buen libro antes de dormir, un rato de relajación o cualquier otra actividad que sea de tu agrado y te relaje viene bien. Busca la tuya e incorporarla en la rutina diaria.

Tu cuerpo se irá acostumbrando e irás mucho más tranquilo y relajado a la cama.

Evita las tecnologías

Aunque no lo parezca las pantallas estimulan. A veces la gente se queda frita en el sofá viendo la tele, pero ¿cuántas veces te ha pasado estar viendo el móvil y ni siquiera darte cuenta de las horas que han pasado?

Evita las pantallas, y más aún justo antes de dormir.

No bebas demasiado líquido a última hora del día

Te ayudará a no tener ganas de ir al baño.

Eso es un estímulo que despierta a cualquiera, si lo limitas, tendrás más posibilidades de dormir toda la noche del tirón.

Haz cenas ligeras y al menos dos horas antes de acostarte

La digestión a veces dificulta dormir. Por eso se recomienda no comer dos horas antes de ir a la cama. Teniendo la rutina, cena por lo menos dos horas antes.

Si la cena es ligera, mejor aún. Tu cuerpo tendrá tiempo suficiente para hacer la digestión y podrá descansar placientemente.

Utiliza la cama solo para dormir

La cama es el sitio indicado para ello, no lo es el sofá ni el sillón. Por otro lado, la tele no se debe ver en la cama.

Si enseñas a tu cuerpo que la cama sirve solamente para dormir, junto con las rutinas establecidas, será mucho más fácil conciliar el sueño por la noche.

Levántate de la cama

Lo dicho, la cama sirve para dormir, así que si no puedes conciliar el sueño, levántate. Elige una actividad tranquila y relajante, pero haz otra cosa. Cuando decidas que ya es el momento de volver a intentarlo, vuelves a la cama, si lo consigues, genial, si no, te levantas.

Si aún así sigues teniendo dificultades la recomendación es pedir consejo a un profesional.

--

Contenido patrocinado