Menú Buscar
Los médicos catalanes, que irán a la huelga, en una concentración ante la Consejería catalana de Salud / CG

'Mani' de médicos ante la Consejería catalana de Salud

Los facultativos piden que el nuevo convenio del departamento con la concertada recupere el poder adquisitivo que han perdido desde la crisis

09.10.2018 13:46 h.
3 min

Médicos y personal de la sanidad concertada se han manifestado hoy ante la Consejería catalana de Salud. Cientos de facultativos se han concentrado ante el departamento que comanda Alba Vergés para pedir que el nuevo convenio con este sector en Cataluña recupere el poder adquisitivo que perdieron las plantillas durante la crisis.

La movilización, convocada por CCOO, UGT, Satse y Metges de Catalunya ha pedido al departamento de Vergés que acabe con los "recortes salariales" con el nuevo acuerdo colectivo. Asimismo, los funcionarios han afeado a la consellera su "connivencia" con la "contratación en precario de los profesionales" y el "incremento de la presión asistencial" con "disminución constante de personal".

Ultimátum

Con estas tres demandas, pero con la consejera de baja maternal y Laura Pelay al frente de la Consejería, los cuatro sindicatos mayoritarios han dado un ultimátum al departamento. Han dado de plazo hasta el próximo 24 de octubre al equipo de la también exsindicalista de UGT para que traslade la información a las patronales de la sanidad concertada. De lo contrario, anuncian "acciones de calado", que podrían transformarse en paros en el sector. 

Cabe recordar que la sanidad concertada en Cataluña emplea a unos 50.000 profesionales. El convenio laboral que rige el sector está en ultraactividad, esto es, en prórroga. Caduca el 31 de diciembre, y los hospitales concertados han anunciado que no podrán incorporar tablas salariales más elevadas si el Servicio Catalán de Sanidad (CatSalut) no sube las tarifas de concertación.

Generalitat de Cataluña, ahogada

Ello será harto difícil, pues la gran aseguradora pública, que depende directamente de la Consejería catalana de Salud, ha propuesto una subida del 1,03% de los precios públicos. Con este guarismo, la subida salarial a los empleados será del 1,75%, muy lejos de las demandas de los facultativos. El CatSalut arguye que si no aumenta el techo de gasto de las autonomías no podrán pagar más a los centros sanitarios concertados por la actividad asistencial que realizan por encargo de la sanidad pública.

En este escenario, los sindicatos de médicos recuerdan que los empleados llevan desde 2008 con el salario congelado, y reducido desde 2010. Lamentan que "se les considere empleados públicos a la hora de soportar recortes", pero no se les otorgue esta categoría cuando los funcionarios recuperan poder adquisitivo. Todo ello en pleno escenario de presión asistencial creciente y plantillas bajo presión.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información