Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pere Aragonès, con dos cargos médicos del hospital Parc Taulí de Sabadell (Barcelona) / EP

Los médicos piden 5.000 millones al nuevo Govern para revertir los recortes

Metges de Catalunya exige "atajar la precariedad sangrante" y equiparar el gasto autonómico en salud "a niveles europeos"; Satse reclama una reunión con Argimon

3 min

Los médicos catalanes han pedido hoy al nuevo Govern de Pere Aragonès (ERC) que movilice al menos 5.000 millones más del presupuesto autonómico para sanidad. Metges de Catalunya (MC), sindicato mayoritario, ha exigido al nuevo conseller de Salud, Josep Maria Argimon, que impulse "inmediatamente" un plan de mejora de las condiciones laborales y profesionales del colectivo, atajando la "precariedad sangrante" y equiparando el gasto autonómico a los "niveles europeos". 

En una nota pública, la plataforma ha emplazado al nuevo titular de la Consejería a poner fin a "una década nefasta" para el sistema sanitario autonómico "como consecuencia de los recortes y los efectos devastadores del Covid-19". El sindicato ha enfatizado que Argimon es "perfectamente conocedor" de la "situación límite" en la que se encuentran los facultativos y personal sanitario "en general". Debería, por ello, "dignificar el ejercicio de la medicina". 

5.000 millones al año, como mínimo

En el capítulo presupuestario, MC reclama un incremento "urgente" del presupuesto consolidado del Departamento catalán de Salud. ¿De cuánto? "De no menos de 5.000 millones de euros al año". Esta cuantía serviría para "paliar y compensar los recortes sanitarios de los últimos diez años" y, a la vez, "acercar el gasto público en salud a niveles europeos". 

Por su parte, Satse, mayoritario en la enfermería catalana, se ha congratulado de que la cartera "vuelva a estar en manos de una persona que tiene formación y experiencia asistencial sanitaria", amén de "un largo recorrido en el mundo de la gestión y la administración pública". 

Satse pide una reunión

Ese bagaje debe ponerlo Argimon, según Satse, al servicio de "la gestión de su cargo y para valorar futuras iniciativas de política sanitaria". Sea como fuere, la agrupación de la parte social ve "positivo el rodaje que ha adquirido Argimon como director de Salud Pública durante la etapa álgida de la crisis del coronavirus". 

Enfatiza el sindicato que con el nuevo conseller, hasta ahora titular de Salud Pública, "no siempre ha estado de acuerdo", pero Argimon será a pesar de todo "un interlocutor que hablará nuestro idioma". A renglón seguido, Satse pide "poder reunirse en breve con el consejero de Salud para poder exponer nuestras demandas y lo que creemos que necesita el sistema sanitario con urgencia".