Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dosis de remdesivir en un laboratorio / EP

Médicos españoles defienden la eficacia de remdesivir pese a las dudas de la OMS

Los especialistas señalan que es muy eficiente en aquellos pacientes que requieren oxígeno, pese a que con los demasiado graves tenga menores resultados

4 min

Varios especialistas españoles afirman que el remdesivir sí es efectivo contra el Covid-19, pese a las dudas manifestadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su estudio Solidarity. Esta investigación, publicada la semana pasada, traslada las dudas de la OMS por lo que respecta a la eficacia contra el coronavirus de algunos tratamientos potenciales contra esta enfermedad como el remdesivir, la hidroxicloroquina, la combinación de los antirretrovirales lopinavir y ritonavir, y el interferón.

Entre los médicos españoles contrarios a esta clasificación se encuentra Roger Paredes, jefe de Sección del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol de Badalona. Paredes reclama "precaución" al interpretar este estudio de la OMS porque "tiene limitaciones". "El estudio Solidarity no diferencia unos pacientes de otros, de ahí sus limitaciones", destaca. En su opinión, "el tratamiento con remdesivir funciona" y debe seguir utilizándose. "Hay que hacerlo en aquellos pacientes con neumonía que requieren oxígeno", puntualiza el especialista, quien asegura que "se ha demostrado que es muy efectivo con cientos de pacientes". No obstante, confirma que "tiene menores resultados en pacientes demasiado leves o muy graves”.

Fármaco con garantías

El jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínic de Barcelona, Alex Soriano, también confirma “las ventajas del remdesivir como un tratamiento eficaz". El doctor expresa su convicción sobre las "garantías" con las que cuenta el fármaco en cuestión y defiende que "es recomendable su utilización”.

Soriano añade que los resultados de los estudios sobre el remdesivir de centros como el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades de EEUU (NIAID) son "conocidos" y "han sido publicados por medios muy prestigiosos y rigurosos, como el New England Journal of Medicine". A su parecer, "el problema de Solidarity es que no aclara el momento del tratamiento". A lo que se refiere el experto es a que "este es un medicamento antiviral muy eficaz cuando se utiliza en una primera fase del coronavirus, en los primeros diez días". No obstante, a partir del día 11 o 12, reduce su efectividad, según explica Soriano. 

Estudio sin revisar

Soriano destaca que el informe de la OMS es una “prepublicación” que todavía no ha sido sometida a estudio ni a una revisión. “No podemos elaborar argumentos claros y definitivos. Hay dudas sobre si el estudio Solidarity pudiera ser válido para conseguir la aprobación de un nuevo fármaco”, concluye el doctor.

Otros expertos internacionales también siguen la misma línea. Es el caso del doctor Andre Kalil, investigador principal del ensayo del NIH llevado a cabo en el Centro Médico de la Universidad de Nebraska en Omaha. En su opinión, Solidarity --que ha incluido datos de más de 11.200 personas en 30 países-- "carece de algunos de los fundamentos críticos para la investigación científica". Según explica Kalil, "no hay monitorización de datos, no hay placebo​, no hay doble ciego, ni confirmación de diagnóstico de la infección". En sus palabras, "el diseño de un estudio de mala calidad no puede ser arreglado por un gran tamaño de muestra, no importa lo grande que esta sea".