Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Médicos del centro de día del Cis Cotxeres, donde trabajó Judit, la médico-heroína que salvó una residencia con Covid-19 y fue despedida / CG

Clamor ciudadano por Judit, la médico despedida por auxiliar una residencia

Familiares de los ancianos a los que salvó exigen "reincorporar" a la doctora: "Debería haber más gente como ella en la sanidad, y en puestos de mando"

5 min

Clamor ciudadano por Judit R., la médico-heroína que auxilió una residencia de Barcelona con una crisis de Covid-19 contra las órdenes de sus superiores y, después, fue despedida. Familiares de residentes del geriátrico Ballesol Fabra, que encajó cerca de 30 muertos por el virus, se han dirigido a este medio exigiendo que "reincorporen" a la profesional en su centro sanitario. "Fue un ángel. Salvó vidas. Debería haber más gente como ella en sanidad, y en puestos de mando", han exigido.

Lo ha verbalizado Vilma Patricia Daza, una ciudadana que tiene a su suegra de 86 años en la residencia Ballesol Fabra. "Lo hemos pasado fatal durante toda la pandemia. Apenas teníamos comunicación con ella, el centro no la facilitaba, no ha habido visitas, solo contactos desde la ventana y muy recientemente. De hecho, la poca información que tenemos es por su artículo. Queremos decir públicamente que reincorporen a la doctora Judit, pues fue de las pocas que nos ayudó", señala en conversación con este medio.

"Es una injusticia flagrante"

Vilma Patricia tilda de "injusticia flagrante" el despido de la responsable de Atención Primaria del centro sanitario Cis Cotxeres. "Cuando llegó lo peor del virus, en la residencia todo el mundo se desentendió. Nos dejaron solos. La mutua (Mutuam) tiró la toalla. Solo este equipo del ambulatorio ayudó a los mayores. No le quepa la menor duda: la doctora Judit y su gente salvaron vidas de mayores", admite emocionada.

Es por ello que esta vecina se dirige a Crónica Global para mostrar su "agradecimiento" a la facultativa --ha tratado de comunicarse con ella directamente, sin éxito--, despedida tras la decisión humanitaria de ayudar a la residencia Ballesol Fabra pese a las órdenes que le dio su empresa, la patronal Consorci de Salut i Social de Cataluña (CSSC). "Hubo mucho caos y desinformación. Decían que a los mayores no los ingresarían en los hospitales, que no les darían respiradores. Pues bien, mi suegra, que tiene diabetes y es hipertensa, sufrió una bronquitis a principios de marzo. Fue angustioso, pero lo ha superado. Estoy segura que otros ancianos de Ballesol lo podrán contar gracias a la determinación de la doctora Judit y su equipo", apostilla.

Despedida por ayudar a una residencia en crisis

El agradecimiento público y exigencia de reincorporación de la médico llega pocos días después de que este medio avanzara que la patronal CSSC destituyó a la profesional, ex jefe de Atención Primaria del centro sanitario público Cis Cotxeres, por auxiliar a la residencia Ballesol Fabra, situada en Barcelona. Judit actuó de conciencia y contra las órdenes de sus superiores, que habían descartado auxiliar al geriátrico porque la residencia del propio complejo sanitario también tenía coronavirus. De hecho, el asilo del Cis Cotxeres encajó otras 30 muertes de mayores, según fuentes conocedoras.

Este brote de virus en el complejo sanitario se suma al que el CSSC ha tratado de tapar en el Centro Sociosanitario Frederica Montseny de Viladecans (Barcelona), y que ha costado, también, más de 25 vidas de residentes. La patronal que dirige José Augusto García Navarro, también presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) jamás ha contestado a este medio sobre la crisis en Viladecans ni en el Cis Cotxeres. Pese a ello, ya acumula una denuncia en Fiscalía por presunta mala gestión y también escritos en Inspección de Trabajo por, presuntamente, desproteger a su plantilla. El caso Judit de Barcelona es una mácula más en el expediente de esta patronal sanitaria.