Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El doctor Lei Zhao, subdirector del Wuhan Union Hospital y jefe de Enfermedades Infecciosas / CG

Las 12 recetas de Lei, el médico que derrotó al coronavirus en Wuhan

El jefe de Infecciosas del Wuhan Union Hospital revela la estrategia que siguió para frenar la curva y permitir la reapertura de la ciudad china, primer epicentro de la pandemia

11 min

Son las doce claves del médico especialista que consiguió vencer al coronavirus en Wuhan (China), ciudad que fue el primer foco del virus pandémico SARS-CoV-2 en el mundo. Lei Zhao se conecta a Zoom para una sesión para otros facultativos de todo el mundo. Un encuentro organizado por la Alianza de Voluntarios China-España contra el Coronavirus. Crónica Global estuvo allí para preguntar qué estrategia siguió el investigador contra la pandemia.

El doctor Zhao habla la misma semana que Wuhan reabre sus comunicaciones tras 76 días aislada del resto del país. Los dos meses y medio han permitido frenar el contagio comunitario del virus, pero han dejado 3.869 fallecidos y 50.333 casos. En otras palabras: Wuhan copa el 83% de decesos en el gigante asiático y el 58% de contagios, siendo solo una ciudad de 11 millones de personas frente a 1.300 millones habitantes en todo el país. El doctor Zhao deja una primera clave. ¿Cuándo recuperará la ciudad la normalidad? "Las vacunas son el medio más efectivo para frenar el pánico. Después de que un país pase el pico y alcance el punto de inflexión, la disminución del aumento de casos hasta cero y la tendencia a la mejoría general reducirán el miedo. Pero solo una vacuna será efectiva para poner fin a la inquietud", valora el científico.

"En la UCI hacíamos rotaciones de 4 horas"

El sanitario admite que Wuhan partía de una posición ventajosa para frenar la curva del SARS-CoV-2. "La ciudad tenía 740 camas de críticos (UCI) por 100.000 habitantes, que aumentaron en 1.000 durante la crisis. Fueron suficientes", explica. Es su segundo elemento: la urbe, con 11 millones de personas, quedó con una proporción de camas de críticos similar a la de Cataluña, con 7,5 millones de habitantes. Con estos mimbres, ¿cómo organizaron los hospitales? "Separamos a los pacientes por zonas y rutas dentro de los centros sanitarios. Los que tenían patologías no relacionadas tenían entradas propias. Los graves se admitían a la UCI. Los leves o que mejoraban, se daba de alta o se trasladaban a centros de apoyo o pabellones. A todos se les tomaba la temperatura al entrar", narra. ¿Y la zona de personal? "La dividimos en tres. Zona limpia, donde descansaba el personal; zona media, donde se realizaban las órdenes médicas y se rellenaban los historiales, y zona contaminada, donde se encontraban los pacientes y se llevaban a cano los tratamientos. En el área contaminada los sanitarios trabajaban en rotaciones de 4 a 6 horas, no más".

Un doctor reposa en el hospital de la Cruz Roja de Wuhan (China) / EFE
Un doctor reposa en el hospital de la Cruz Roja de Wuhan (China) / EFE

¿Cómo protegieron a sus plantillas del microorganismo? "El personal que trabajaba en un hospital no volvía a casa. Dormían en hoteles. En las zonas menos afectadas por la pandemia, se valoró resguardar a la gente con patologías preexistentes y embarazadas, pero en las áreas con más incidencia ello no fue posible", reconoce. Sobre esta base, Se contagiaron en Wuhan 1.500 sanitarios, explica el doctor, y hubo diez muertes. "Sobre todo por sobrecarga de trabajo, protección inadecuada y escasez de material". Insiste el galeno en las condiciones mínimas para pacientes con Covid-19 en el nivel 3, los más graves. "Pijama quirúrgico; traje quirúrgico con desinfección con alta presión; traje de protección personal; mascarilla quirúrgica tricapa; mascarilla N95; cubrezapatos y guantes quirúrgicos. Y jornadas de 4 horas en rotación continua", insiste. ¿Y los test? "En la primera etapa de la epidemia en China, muchos trabajadores médicos se infectaron. Después de recuperarse, se aislaron y se mantuvieron en observación durante dos semanas", asegura. Tras ello, se estableció un protocolo de pruebas. "El test PCR debe dar negativo dos veces, cuatro para los médicos que trabajan en zonas de alto riesgo, y los sanitarios contagiados deben no tener tos para volver al trabajo tras 14 días de aislamiento. Esta cuarentena se amplía a 28 para el personal de la zona de críticos, a los que les controlamos el ácido nucleico Covid-19; anticuerpos, rutina sanguínea y les hicimos una placa de tórax".

"No había triaje en las UCI"

En el capítulo de pacientes mayores, que ha generado un gran debate en España, ¿qué protocolo tenía Wuhan? "Se dividió a los pacientes según las necesidades. Las camas de UCI extra bastaron", avisa. ¿No hubo selección o triaje, pues? "Los pacientes con síntomas leves podrían estar confinados en casa con un respirador adquirido por sus propios medios. Mientras que los pacientes críticos debían permanecer en el hospital, procurando tratamiento de sus patologías subyacentes, apoyo nutricional, tratamientos paliativos de sus síntomas así como indicación de antivirales y de regulación del sistema inmune". Recuerda el doctor sin embargo que "debido a la insuficiencia de recursos médicos, el uso de respiradores pudo producir una alta mortalidad". Wuhan, dice, recibió 4.000 aparatos de ventilación mecánica durante la pandemia.

Tres doctores exploran a un paciente en un hospital de Wuhan / EFE
Tres doctores exploran a un paciente en un hospital de Wuhan / EFE

En el capítulo de decesos, el subdirector del Wuhan Union Hospital y responsable de Enfermedades Infecciosas avanza que la incineración de cuerpos fue obligatoria en la urbe durante el pico de la enfermedad. "En vista de la alta capacidad contagiosa del coronavirus, creemos que si se entierra el cuerpo de otras maneras en vez de incinerarlo, las personas que entran en contacto tendrán un alto riesgo de exponerse al virus que llevan los restos", razona. Esta política draconiana contrasta con la de europea, que permite las inhumaciones.

"Las mujeres lactantes no lo transmiten a sus hijos"

Con respecto a los pequeños, el doctor Zhao, formado en la Universidad de Harvard (Estados Unidos) recuerda que "la transmisión de Covid-19 es de persona a persona a través del contacto directo, gotas respiratorias y fecal-oral. En un pequeño estudio realizado en mujeres en su tercer trimestre diagnosticadas con la enfermedad, no hubo evidencia de que haya transmisión de madre a hijo. Las mujeres lactantes pasan IgAs (anticuerpos) a sus hijos". ¿Qué ocurre si los menores se contagian? "Los síntomas severos en pediatría son raros y la recuperación es muy buena. La saturación de oxígeno en la sangre de los dedos se puede vigilar casa e ir al hospital a tiempo si se encuentra alguna anormalidad". También tiene buenas noticias el doctor para los jóvenes, en otra aportación. "Su evolución clínica es muy buena, tanto que cuando se hacen test masivos suele aumentar el número de casos porque muchos de ellos presentan síntomas leves y no han acudido al hospital. Su cuadro solo se complica si, tras el contagio, producen una tormenta inmunológica que daña los organismos".

coronavirus wuhan doctor covid 19
Una mujer pasea por Wuhan con una mascarillas / EFE

Con su experiencia, ¿recomienda el doctor desinfectar los domicilios? "En Wuhan se desinfectan las calles diariamente, pues se conoce el efecto positivo de ello en frenar la propagación del virus. En el domicilio de uno, es recomendable desinfectar la ropa y exponerla a la luz solar intensa. Igual que el calzado: colocarlo en un lugar ventilado y, si es necesario, utilizar higienizadores [con cloro y alcohol con una concentración de al menos un 70%]".

"La reinfección es posible"

Con 50.000 contagios y 4.000 fallecidos, ¿hay peligro de reinfección de los pacientes curados? "Se han dado casos, pero nosotros le llamamos una repositivización. Que el paciente contagiado se haya dado de alta, pero que quede virus en su cuerpo, especialmente en el tracto respiratorio inferior, lo que cause la reaparición de la infección. Se desconoce cuánto pueden durar los anticuerpos producidos por el cuerpo humano, por lo que es posible, sí", ilustra. Pasado el Covid-19, pues, se puede volver a trabajar según el doctor Lei "tras pasar dos test PCR y dar negativo, pasar dos semanas en cuarentena y tras analítica sanguínea y de anticuerpos. Siempre extremando la higiene, claro", recomienda. Entonces, ¿podría China volver a contagiarse masivamente? "El país se está reincorporando gradualmente al trabajo. Controlamos cada paso. ¿Reinfección? Es posible, pero requiere tiempo saber si pasará", opina, en un momento en el que España también otea a la desescalada o desconfinamiento.

Es por ello que Zhao prescribe pruebas serológicas a los infectados, para saber si se han inmunizado. "Hay personas que desarrollan anticuerpos de 3 a 7 días después del contagio. Desaparecen una semana después. Los producidos de 2 a 4 semanas después de la infección son los que duran tiempo". Ello es importante, por un elemento nuclear. "No hemos encontrado a ningún paciente recuperado al 100% que vuelva a contagiar a alguien en China", apostilla en su última clave.

Destacadas en Vida