Menú Buscar
Médicos protestando en el Hospital de Sant Pau de Barcelona tras las algaradas en Barcelona / EFE

El Colegio de médicos de Barcelona exige respetar la "privacidad" de los heridos

La institución colegial reacciona al linchamiento independentista en las redes contra el agente de la Policía Nacional herido en los disturbios en la calle

23.10.2019 16:59 h.
5 min

El Colegio de Médicos de Barcelona (COMB) ha tenido que salir al paso de la campaña de linchamiento independentista en las redes sociales contra el agente de la Policía Nacional herido grave durante los disturbios de la semana pasada en la ciudad. La institución profesional ha exigido respetar la "privacidad" del acto médico de tratar a pacientes.

En una nota pública emitida el miércoles, el COMB ha recordado que la "asistencia facultativa a cualquier paciente debe cumplir con los principios de confidencialidad y voluntariedad". Con ello responde a "las informaciones difundidas a través de las redes sociales y medios de comunicación en relación a la asistencia en los servicios de urgencias de personas lesionadas los últimos días en Cataluña". Concretamente, el Colegio ha reaccionado a una campaña contra el efectivo policial herido que cuestiona la causa de su lesión. El comunicado de la entidad profesional que preside Jaume Padrós ha llegado también después de que el Departamento catalán de Salud explicara que no existe comunicado médico alguno que cambie los indicios de que una pedrada lanzada por un manifestante hirió al funcionario.

"Se revelará solo al juez"

Ante la batalla descarnada en las redes sociales para desprestigiar la labor del CNP, el Colegio ha publicado un tibio comunicado que se limita a recordar los principios "normoprácticos" que rigen la actuación médica. Subraya el COMB que es preciso preservar la "intimidad y confidencialidad" de la asistencia sanitaria. "El médico debe velar por el máximo interés del paciente e informarle del resultado de su actuación, así como también a terceros, en caso de que éste lo autorice. Es obligatorio comunicarlo a la autoridad judicial en los casos previstos por la legislación vigente", ha señalado.

Pese a tratar de frenar los rumores lesivos contra el prestigio de la Policía Nacional y, más concretamente, contra el agente herido grave durante los disturbios de Via Laietana el viernes, 18 de octubre, el Colegio ha dado también pábulo a cierta conspiranoia independentista. Lo ha hecho avalando la teoría de que el CNP asistió al momento de sanación de manifestantes independentistas heridos en Tarragona. A este respecto, ha indicado la institución que "en los casos de asistencia médica a personas conducidas por la policía como detenidos, el médico debe prestar la asistencia con las debidas condiciones de intimidad del paciente, siempre que las circunstancias de riesgo potencial de seguridad lo permitan".

Los 'indepes' politizan la sanidad

La taimada reacción del Colegio a los rumores alimentados desde el Govern y las redes contra el CNP llega en un momento muy delicado para el prestigio de la profesión médica en Cataluña. El lunes, una minoría de sanitarios provocó una pequeña crisis institucional al ejecutar un escrache al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Hospital de Sant Pau. Los facultativos protestaron por la visita del jefe del Ejecutivo a los policías heridos durante los enfrentamientos de la semana pasada. Su acción, alentada por la Generalitat, provocó críticas de sus compañeros, que exigieron neutralidad.

Antes de ello, los médicos independentistas habían generado incluso más malestar por la posición del Colegio contra la sentencia condenatoria del procés. Tras ello, los sindicatos secesionistas trataron de involucrar al sistema sanitario en la huelga nacionalista del 18 de octubre, con escaso éxito.