Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Exterior del Hospital Sant Pau / EP

Un médico catalán finge un estudio para filmar a una paciente semidesnuda

El facultativo grabó a una mujer en el Hospital Sant Pau asegurando que se trataba de una actividad científica

2 min

Un médico del EAP Sardenya de Barcelona ha sido apartado y expedientado después de que una paciente a la que atendió en el Hospital de Sant Pau presentase una denuncia por haberla grabado en vídeo semidesnuda.

La paciente acudió al centro hospitalario a realizarse unas pruebas de tuberculosis el pasado 11 de mayo y fue atendida por el facultativo, que hacía sus prácticas como residente de médico de familia.

Sin autorización

La paciente denunció que el médico le aseguró que estaba haciendo un estudio, por lo que grabaría la visita con una cámara. El residente la filmó desnuda de cintura para arriba.

La mujer se extrañó de que no le hiciera firmar ninguna autorización por escrito si se trataba de un estudio científico, por lo que llamó al hospital para que borrasen las imágenes y desde el servicio de atención al paciente del hospital le comunicaron que no existía el estudio esgrimido por el médico.

Falta grave

El Hospital de Sant Pau ha confirmado que nada más recibirse la queja el médico fue apartado y suspendido de la actividad docente e informaron al EAP Sardenya, donde pasaba consulta como médico de cabecera. Al ser preguntado, el médico adujo que la filmación era para un documental de una productora italiana.

Al médico le han abierto un expediente por "falta grave", de momento, por "un error procedimental porque grabó sin el consentimiento informado adecuado".