Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una pareja de ancianos pasea por un parque

Un matrimonio de septuagenarios pasa dos noches en la calle tras ser desahuciado

La pareja, de 72 y 74 años, carece de recursos económicos para hacer frente al alquiler de la vivienda

3 min

Es la cara más cruda de la pobreza. Un matrimonio de septuagenarios (de 72 y 74 años) ha dormido dos noches en el banco de un parque tras ser desahuciado ante la incapacidad de hacer frente al alquiler de la vivienda en la que residía. La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Gijón acusa a los tribunales de incumplir el convenio para la prevención de los desahucios y de actuar de manera negligente e inhumana. La pareja, de Oviedo, solo recibe una pensión no contributiva.

La PAH, tras conocer el caso, ha dado al matrimonio un "alojamiento provisional y precario mientras se gestiona ante los servicios sociales municipales una solución definitiva", según ha explicado en un comunicado. La entidad ha recordado además el convenio vigente, por el que los juzgados "que reciben demandas por impago de alquiler están obligados a evaluar si la familia demandada se encuentra en situación de riesgo de exclusión social".

La PAH acusa al tribunal

En caso afirmativo, los juzgados deben facilitarles información sobre los recursos a su alcance y avisar a los servicios sociales. Y ello, según la PAH, lo "ha ignorado" el tribunal que ha ordenado el desahucio. Por todo ello, la organización pedirá una reunión al Decano de los Juzgados de Oviedo donde le urgirá "la adopción de medidas de cumplimiento" de dicho protocolo.

Por su parte, el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) se ha defendido asegurando que desconocía la situación de vulnerabilidad de los dos ancianos, y que en el momento del lanzamiento no había nadie en la vivienda. En cualquier caso, afirma que el matrimonio en ningún caso puso en conocimiento del juzgado su situación, y que "no ha podido ser conocida ni valorada por el servicio correspondiente".

El juzgado se defiende

El tribunal aclara que, si detecta alguna supuesta vulnerabilidad, se suspende el desahucio, hecho que no ocurrió el pasado día 18 porque "no se tenía conocimiento de esa situación".