Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mujer con su hijo recién nacido, estrenando la maternidad / FREEPIK

La otra cara de la maternidad: consejos para emprender online

La dificultad para conciliar convence a muchas mujeres de que crear su propio negocio online es la mejor opción tras tener un hijo

7 min

La llegada de un hijo supone un cambio radical en la vida de sus padres y problemas presentes en la sociedad, a los que antes no se daba importancia, irrumpen de golpe en el día a día complicando mucho las cosas. Una de esas dificultades, y asignatura eternamente pendiente en nuestro país, es la conciliación.

Los datos oficiales más recientes sobre conciliación publicados por el Ministerio de Igualdad corresponden al último trimestre de 2020 y hablan por sí solos: el 94% de los trabajadores que pidieron reducciones de jornada por cuidado de hijos o mayores fueron mujeres, porcentaje idéntico al del mismo trimestre del año anterior. No es, por tanto, consecuencia de la pandemia. También son mayoría mujeres (74,37%) los empleados a tiempo parcial. Además, la excedencia por cuidado de hijos también parece ser decisión casi exclusiva (89%) de las féminas.

Ante una perspectiva futura algo desoladora en cuanto a conciliación, y mil malabarismos imposibles para intentar estar presentes en la vida de los hijos siendo superwomen en el trabajo, muchas madres optan por emprender su propio negocio.

Gestión del propio tiempo

“Cuando somos madres contamos con habilidades únicas para gestionar nuestro tiempo y atender a nuestro bebé, además creamos técnicas que nos facilitan realizar los quehaceres del día a día, dedicamos nuestro tiempo a cubrir las necesidades de nuestro pequeño retoño y todo sin detenemos en buscar ayuda y orientación de los que ya tienen más experiencia”, explica Marielys Ávila, madre emprendedora y experta en coaching para ayudar a mujeres a poner en marcha su propio negocio online.

Estas habilidades, “que se ponen en marcha tras la maternidad, convierten a las mamás en mujeres muy eficientes en cualquier cosa que hagan. Una buena forma de aplicar esta eficiencia es emprender online, algo que te permite poder estar más tiempo en casa con el bebé y organizar tu propio horario”, añade esta experta en coaching.

Aportar valor

Sin embargo, antes de lanzarse es importante “tener la idea de negocio muy clara y haber podido responder a estas tres preguntas: ¿qué vas a ofrecer?; ¿a quién se lo vas a vender?; y ¿cómo se lo vas a vender?”, detalla Ávila.

“Pensar en qué servicio deseas vender es fundamental. Conéctate con tu propósito, aprovecha esa habilidad en la que destacas y con la que puedes ayudar a otros. Además, es indispensable saber quién es tu cliente ideal. Tu consumidor digital debe ser muy específico, no se trata de que vendas de todo para todo el mundo. Por último, estructura tu modelo de negocio, busca la plataforma más adecuada para dar a conocer tu servicio y promocionarlo. Ofrece calidad a tu cliente aportándole ese valor especial que busca y que hará que te elija a ti por encima de tu competencia”, recomienda esta reputada experta en marketing online.

Recomendaciones para no ahogarse

Una vez puesto en marcha, Marielys Ávila aconseja no perder de vista “los principios necesarios para que la aventura emprendedora no tenga un corto recorrido:

1.- Planifícate y sé constante: márcate plazos reales y define tus metas.

2.- Invierte dinero: fórmate en conocimientos, invierte en asesorías y en formas de publicidad. Actualmente es necesario realizar publicidad de pago, especialmente en redes sociales, debido al volumen de competencia que existe en el mercado.

3.- Cuida el flujo del dinero: para poder avanzar y realizar acciones en tu negocio debes tener en cuenta el dinero real del que dispones, ten presente los pagos, las inversiones en publicidad, en estudio, formación, entre otras.

4.- Ten otra fuente de ingresos: otra entrada de dinero que te permita afrontar una falta total de ingresos durante al menos 6 meses.

5.- Date a conocer: si quieres sobresalir en tu ámbito tienes que ser diferente, crear un valor añadido a tu servicio.

6.- Sé activa en tus redes sociales: céntrate en ver cuáles son las más rentables para ti y tu negocio. Crea una comunidad alrededor de tu negocio online y brinda confianza a tus seguidores, demuéstrales que eres real y que te preocupas por ellos.

7.- Y, sobre todo, atiende a tu cliente: ocúpate de que tenga una grata experiencia durante el proceso, que se sienta complacido y satisfecho. Así no sólo volverá a comprar tus servicios, sino que lograrás fidelizar a tu cliente”.

Las redes sociales, una potente herramienta

Si hoy en día las redes sociales son la herramienta más potente de venta, dejar la gestión de tus redes en manos de un aficionado no parece la mejor opción. “Para tener una buena y exitosa gestión de redes sociales necesitas poseer los conocimientos necesarios, tiempo y profesionalidad. Que tu hijo, hermana, primo o cuñada manejen Instagram y Facebook no quiere decir que puedan trabajar con eficiencia las redes sociales de tu negocio. Una cosa es saber cómo funciona una red social y otra muy diferente llevar a cabo un Plan de Social Media con ella”, señala Marielys Ávila, muy activa en Instagram.

Sin embargo, argumenta esta profesional, “un experto en redes sociales estudiará detenidamente contigo cuáles de tus objetivos son viables a corto, medio y largo plazo, y qué acciones llevar a cabo para conseguirlos, en función de tus recursos y tu presupuesto. Tú eres quien decide en tu negocio, pero desconfía de los habilidosos que te prometan convertirte en una millonaria famosa sin esfuerzo y sin estrategia”, concluye.