Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Óscar de Alfonso Ortega, gran maestro de la Gran Logia de España, y una de las instalaciones de la institución / FOTOMONTAJE DE CG

La masonería española pide una declaración institucional para celebrar sus 300 años

La Gran Logia invita a las administraciones públicas a adoptar una resolución de defensa de los ideales de la organización

3 min

La Gran Logia de España ha pedido a todas las administraciones públicas de país que adopten una “sencilla y breve declaración institucional” para celebrar el tricentenario del movimiento masón. El escrito propuesto arranca con la efeméride del próximo 24 de junio. El “tricentenario de sus ideales de librepensamiento y tolerancia fraterna entre todos los seres humanos”.

Se pide un “reconocimiento de la honorabilidad de estos principios” y se realiza un deseo. “Que en el siglo XXI veamos el día en que cese el sufrimiento de quienes aún hoy están perseguidos, sancionados, reciben condenas penales, exilio o son ejecutados por razón de la defensa de la masonería y de sus ideales profundamente democráticos”.

Reconocimiento en España

En el comunicado que se ha hará llegar a todas las instituciones de España --“desde las Cortes al más pequeño de los Ayuntamientos”--, Óscar de Alfonso Ortega, gran maestro de la Gran Logia de España y grade oriente español, reconoce que en el país sienten el “amparo y la protección de las instituciones democráticas”.

Abren las puertas a “todas las personas de buenas costumbres” a unirse a la celebración global. La mejor muestra pública de apoyo es compartir la declaración institucional, señala la organización.

Persecución en 23 países

El movimiento masón recuerda que se fundó bajo los principios del “derecho a pensar y el deber de tolerar”. De la “libertado de conciencia y de pensamiento que sumerge a todo ser humano en la aventura de conocerse y construirse; y la tolerancia fraternal hacia el otro, el respeto hacia la dignidad humana más allá de credos, clases sociales, razas, ideas o naciones”.

Lamenta que el mundo “está muy lejos de ser un lugar que acepte los sencillos ideales que fijamos hace 300 años”. Habla de fundamentalismos religiosos, totalitarismos políticos y los pensamientos únicos que han perseguido a la masonería. “Hoy sigue severamente amenazada en 23 países del mundo”, recuerda.

Nueva sede en Barcelona

En Barcelona, la extrema derecha amenazó a la Gran Logia al inaugurar su nueva sede en el número 87 de la calle del Vallès, en el barrio de Sant Andreu. La institución manifiesta que está abierta a todo el mundo.