Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pasajeros con mascarilla en el Metro de Barcelona / EFE

Estos son los lugares en los que sí se deberá llevar mascarilla

Será obligatorio en centros asistenciales, sociosanitarios, farmacias y medios de transporte públicos

3 min

El uso de mascarillas dejará de ser obligatorio a partir de este miércoles 20 de abril en la mayoría de interiores excepto en los centros sanitarios, sociosanitarios y en los medios de transporte públicos. En el entorno laboral, serán las propias empresas las que decidan sobre su uso

Esta medida pone fin a casi dos años de uso obligatorio de las mascarillas en espacios cerrados. La decisión llega en un “contexto epidemiológico favorable motivado por la altísima cobertura vacunal", ha asegurado la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

¿Dónde seguirá siendo obligatoria?

El uso de la mascarilla aún será obligatorio en centros asistenciales y sociosanitarios, tanto para trabajadores como para visitantes y para las personas ingresadas cuando compartan espacios comunes fuera de su habitación. También en las farmacias.

Igualmente, la mascarilla aún será obligatoria en los medios de transporte públicos: trenes, metro, autobuses, taxi, aviones y en los barcos cuando no se pueda mantener la distancia de 1,5 metros.

Ya no será obligatoria en el entorno laboral

En las empresas o lugares de trabajo no resultará obligatoria con carácter general. Dependerá directamente del departamento de prevención de riesgos laborales. Las compañías podrán acordar su uso y decidir si la mascarilla deberá utilizarse en sus instalaciones o no.

A partir de mañana también dejará de ser imperativo llevar mascarilla en los colegios, una medida que ya ha entrado en vigor este martes 19 de abril en Cataluña, un día antes que en el resto de España. 

Uso responsable

Desde el ministerio recuerdan que sigue siendo importante un uso responsable de la mascarilla. Así, se recomienda utilizarla en presencia de personas vulnerables o en situación de riesgo como es el caso de personas mayores de 60 años, inmunodeprimidos, embarazadas o aquellos que sufran enfermedades crónicas. 

También se recomienda su uso en espacios pequeños cerrados y abiertos al público como comercios, supermercados, cines, salas de conciertos, museos, bares, restaurantes y locales de ocio nocturno, entre otros.