Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Profesionales sanitarios atienden a un paciente ingresado en la uci del hospital Vall d’Hebron / EP

Más de la mitad de los ingresados por Covid en la uci de Vall d'Hebron no están vacunados

La doctora Magda Campins subraya que la mayoría de los hospitalizados graves en Cataluña están contagiados por la variante delta y destaca la baja cifra de muertes por el virus gracias a las vacunas

3 min

El 53% de los pacientes ingresados en la unidad de cuidados intensivos (uci) del hospital Vall d’Hebron de Barcelona no están vacunados. Según la jefa del servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del centro sanitario, Magda Campins, este dato “demuestra que la vacunación es la mejor protección que podemos tener”.

Así lo ha expresado la doctora esta mañana en una entrevista en RAC1, en la que ha puntualizado que el 47% de las personas inmunizadas que se encuentran hospitalizadas actualmente por le virus son de la franja de edad de 60 a 69 años y todavía no han recibido la tercera dosis.

La mayoría de casos graves son por delta

La doctora ha explicado que el 15% del total de la población catalana que todavía no se ha vacunado representa más de la mitad de las personas ingresadas en cuidados intensivos, unos datos que prueban la eficacia de las vacunas contra el coronavirus. Aunque estas no previenen contagiarse, reducen la gravedad en caso de contraer el virus.

En relación a los ingresados en uci, Campins ha subrayado que el impacto hospitalario en Cataluña de estos últimos días ha estado provocado por la variante delta, pese a que durante la sexta ola ha sido ómicron la mayoritaria –aunque mucho más leve–. No obstante, la experta advierte de que la situación podría cambiar durante las próximas semanas, como ha ocurrido en Reino Unido, donde los ingresos por la cepa sudafricana ya son mayoría.

Partidaria de mantener restricciones

La epidemióloga ha enfatizado que, pese a la elevada incidencia de casos desde hace semanas, la cobertura de vacunación ha jugado un papel importante para evitar un mayor nombre de ingresos y fallecimientos: “Es una variante más transmisible [ómicron], pero el impacto de hospitalizados y muertes es mucho más bajo que una posible variante que se hubiese comportado de una forma más grave y sin vacunas”.

Por otro lado, Campins se ha mostrado a favor de mantener las restricciones que el Govern aprobó para las fiestas navideñas y vigentes hasta el 21 de enero tras ampliar el periodo. “Hasta que no veamos cómo evoluciona el impacto de la sexta ola en hospitalizaciones, en las próximas semanas no podemos relajar las restricciones porque aún nos encontramos con un sistema sanitario muy tensionado. Si nos relajamos muy pronto, volveremos a caer”, ha concluido la doctora.