Menú Buscar
Niño frente a una pantalla / PIXABAY

Un estudio revela que más de dos horas de pantalla al día son perjudiciales para los niños

Diversos grupos de investigación canadienses han determinado que la sobreexposición a pantallas de dispositivos electrónicos afecta a las capacidades cognitivas de los más pequeños

3 min

Un nuevo estudio corrobora que los niños que pasan demasiadas horas delante una pantalla tienen muchas menos capacidades cognitivas que aquellos que están menos expuestos a ellas. El informe en cuestión, publicado por la revista británica Lancet Child and Adolescent Health, cifra además una barrera: las dos horas.

El estudio fue realizado por diversos grupos de investigación canadienses, que analizaron datos extraídos al estudiar a 4.520 niños de entre 8 y 10 años, de diversas ciudades de los Estados Unidos.

Descanso, ejercicio físico y no abusar de aparatos electrónicos

Así, las recomendaciones de estos grupos de científicos establecen un límite de 2 horas delante de las pantallas, entre 9 y 11 horas de sueño y una hora de actividad física para estas edades. Además se determinó que, según el estudio, pasaban una media de 3,6 horas delante de pantallas de smartphones, tables, televisores y ordenadores. Por lo tanto, sus capacidades cognitivas eran inferiores.

Menos horas de pantalla al día y más actividad física es positivo para el desarrollo cognitivo de los niños / PIXABAY

Menos horas de pantalla al día y más actividad física es positivo para el desarrollo cognitivo de los niños / PIXABAY

De hecho, de todos los niños y niñas participantes en el estudio, solo uno de cada veinte estadounidenses cumplía con las tres recomendaciones. Y sin embargo, el 29% no cumplía ninguna de ellas. Y es que solo el 51% de los niños cumplen con las recomendaciones de sueño, el 37% pasa menos de dos horas delante de la pantalla y únicamente el 18% practica al menos una hora de actividad física diaria.

Jeremy Calsh, doctor en el Instituto CHEO de Canadá, indica en el estudio publicado que está comprobado que el abuso de la exposición a las pantallas afecta a facultades cognitivas como el lenguaje, la memoria o la concentración. De los tres criterios estudiados (sueño, pantallas y actividad física), el descanso y la exposición a los aparatos digitales se han determinado como los que mayores consecuencias repercuten sobre las facultades intelectuales.