Menú Buscar
Un agente de la Guardia Urbana de Barcelona realiza una inspección de juguetes / GUB

Más de 1.400 juguetes incumplen la normativa en Barcelona

Detectados por la Guardia Urbana de la capital catalana a través del dispositivo ‘Jugar seguro’

2 min

Casi una veintena de establecimientos comerciales inspeccionados en la capital catalana en un mes con un resultado inquietante: 1.444 juguetes que no cumplen la normativa y, por tanto, han acabado destruidos. La Guardia Urbana de Barcelona ha puesto, además, 13 denuncias en el marco del dispositivo Jugar seguro.

Las infracciones más frecuentes son la falta de etiquetaje en castellano o catalán, así como productos que están mal etiquetados. También la falta de alertas o consejos de seguridad; la falta de homologación, instrucciones ilegibles y advertencias de no utilización para menores de tres a ocho años: baja calidad del juguete --y consiguiente incumplimiento de la normativa--; manufactura inadecuada y de fácil rotura por parte de los niños.

Juguetes peligrosos

La policía local barcelonesa alerta de que los juguetes pueden ser peligrosos o no apropiados para los niños. En concreto, para los menores de tres años lo son si son demasiado pequeñas, con piezas separables o rompibles, así como los globos de látex o los envoltorios de plástico. Para menores de ocho, los juguetes con esquinas afiladas, eléctricos con elementos que se calienten, juguetes con sustancias tóxicas o que puedan atrapar los dedos, además de otros que se disparan o contengan pintura con plomo.

Advierten de que todas las etiquetas deben llevar la marca de la Comunidad Europea colocada de forma visible, legible e indeleble al juguete, o bien en una etiqueta enganchada. Además, tiene que constar el nombre, el nombre comercial registrado o la marca comercial registrada y su dirección.

La edad mínima del usuario es indispensable y, los juguetes que puedan resultar peligrosos para niños menores de 36 meses tienen que llevar una advertencia específica claramente visible y legible.