Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

Incautados en Girona 180 kilos de marihuana entre pienso para perros

La Policía Nacional desmantela una organización dedicada al cultivo y distribución de la droga por toda Europa

4 min

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Girona una organización criminal dedicada al tráfico internacional de marihuana. La operación se ha saldado con la detención de 13 personas --de nacionalidad letona, rusa y española--, entre ellos, un electricista de confianza que cobraba 15.000 euros por cada instalación para el cultivo de la droga.

Un dispositivo que comenzó después de que la policía interceptase un camión en La Jonquera con un cargamento oculto de más de 180 kilos de cogollos de marihuana, ocultos en sacos de pienso de perros. En los cinco registros practicados se intervinieron varias armas de fuego, más de 99.000 euros en efectivo, siete vehículos de alta gama y un barco. A los arrestados se les investiga como presuntos autores de un delito contra la salud pública, pertenencia a grupo criminal, tenencia ilícita de armas, y defraudación de fluido eléctrico.

Dinero en efectivo y armas incautadas por la Policía / POLICÍA NACIONAL
Dinero en efectivo y armas incautadas por la Policía / POLICÍA NACIONAL

Una nave industrial en Vidreres

La investigación arrancó el pasado febrero, cuando los agentes detectaron dos viviendas unifamiliares en Fogars de la Selva donde se cultivaba marihuana. Tras las primeras indagaciones se pudo constatar el elevado consumo de luz en ambos domicilios, que no era fiscalizado por los contadores eléctricos, y que podría ser compatible con la instalación de plantaciones de esta droga.

La policía detectó entonces que la red utilizaba una nave ubicada en el polígono industrial de Vidreres para almacenar la droga, tanto la cosechada en sus propias plantaciones como la que adquirían a terceros. Allí se encargaban de su preparación para distribuirla al resto de Europa, utilizando camiones de transporte internacional donde la ocultaban entre la carga. El movimiento de personas y vehículos en la nave era constante, si bien, siempre que se preparaba un gran cargamento se detectaba la presencia de una persona dirigiendo las operaciones y que, finalmente, pudo ser identificada como el máximo responsable de la trama.

El camión que transportaba 180 kilos de marihuana / POLICÍA NACIONAL
El camión que transportaba 180 kilos de marihuana / POLICÍA NACIONAL

180 kilos de marihuana entre pienso para perros

Era una pareja la que gestionaba las plantaciones, en urbanizaciones de La Selva y de la Costra Brava. Además, para montar el complejo sistema de alimentación contaban con un electricista de confianza, que cobraba 15.000 euros por cada instalación y que también resultó detenido en la operación.

Los integrantes de la organización tomaban grandes medidas de seguridad para que los cargamentos de droga no fueran descubiertos. Para detectar la presencia policial, cada cargamento era escoltado hasta destino por dos vehículos y un segundo camión lanzadera.

Prisión para ocho detenidos

Tras la incautación, los agentes explotaron la operación, que culminó con entradas y registros en cinco domicilios y una nave industrial. Un dispositivo que se saldó con 13 arrestados, de los que ocho ya han ingresado en prisión preventiva tras pasar a disposición judicial.