Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una plantación de marihuana desmantelada por los Mossos d'Esquadra / EP

El auge de la marihuana obliga a los Mossos a tener un búnker donde guardarla

En los últimos años, las captaciones de esta droga no han parado de crecer y los almacenes de las comisarías ya no dan abasto

3 min

El auge en el consumo de marihuana ha hecho de Cataluña uno de los lugares del mundo en los que más se consume esta substancia.

Esta situación ha obligado a los Mossos a disponer de un emplazamiento de grandes dimensiones para guardar las grandes cantidades de droga confiscada.

Centro europeo de la marihuana

El pasado marzo, el cuerpo de policía catalán alertó en un informe de que Cataluña se había convertido en el centro europeo de la producción de marihuana. La situación se debe a que han irrumpido mafias y grupos criminales que gestionan plantaciones que se destinan a la venta en el extranjero.

Este hecho se constata en el número de intervenciones que hacen los Mossos y que terminan con la confiscación de la hierba. Ante esta realidad operativa, desde hace tiempo sindicatos de Mossos reclaman que se les habilite un emplazamiento en el que poder almacenar todo el cannabis que se retira.

Trinitat Nova

El lugar escogido entrará en funcionamiento en el próximo año, y estará ubicado en la comisaría de Mossos de Trinitat Nova.

En el espacio también se almacenarán otro tipo de drogas, que serán custodiadas hasta que llegue el momento en que la autoridad judicial ordene la destrucción de las substancias.

En tratamiento

Los datos del Idescat muestran como en los últimos años el número de personas que requieren atención por su grado de adicción a la marihuana no ha parado de crecer. En 2009, 1.049 personas necesitaron este tipo de intervención. 

Nueve años después, en 2018, último año del que hay registros, 1.924 ciudadanos han requerido tratamientos por drogodependencia, con una especial incidencia entre los 19 y los 29 años. Destaca la triste realidad de que 30 niños menores de 14 años tuvieron que someterse a tratamientos de desintoxicación. Es esta progresión exponencial en la cifra de consumidores lo que genera el caldo de cultivo perfecto para el crecimiento del negocio de la marihuana.