Menú Buscar
La plantación de marihuana desmantelada en Mataró (Barcelona) / CNP

Desmantelan una megaplantación de marihuana en Mataró

Los agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro personas como presuntas responsables del cultivo de droga

3 min

Cuatro personas han sido detenidas como presuntas responsables de una plantación masiva de marihuana en Mataró (Barcelona). El Cuerpo Nacional de Policía (CNP) ha desmantelado varios locales donde se encontraban más de 4000 plantas de esta droga.

El cuerpo de seguridad ha comunicado que una parte importante del material cultivado estaba destinado a acabar en Holanda. De hecho, el presunto jefe de esta trama de tráfico de drogas sería nacional de este país. 

Unos 500 kilos por cosecha

Los locales elegidos para ocultar esta macroplantación ilegal de marihuana fueron dos naves del polígono de Mata-Rocafonda. Estaban adecuadas para favorecer el crecimiento de las plantas y para la producción de los llamados cogollos gracias a la instalación de transformadores, focos de alta potencia, extractores de aire acondicionado y sistemas de riego. También contaban con un sistema de filtrado del aire para reducir el olor causado por las plantas y la electricidad necesaria para alimentar la plantación se tomaba de forma fraudulenta.

Una de las naves industriales estaba dedicaba al cultivo, crecimiento de esquejes y de las plantas madres y la segunda se reservaba a la producción de cogollos de marihuana. La Policía Nacional señala que los responsables podrían conseguir una producción estimada de 500 kilos con cada cosecha. Una cantidad que podría alcanzar un valor de 400.000 euros en el mercado negro.

Drogas y blanqueo

El líder de la trama de droga constaba como administrador legal de una empresa de material agrícola de abonos y fertilizantes, lo que le servía para ocultar la verdadera actividad y blanquear las ganancias. Contaba con la ayuda de otras tres personas, todas de nacionalidad española: un hombre y una mujer que se dedicaban al cultivo y cuidado de las plantas y un cuarto hombre que realizaba el transporte a Holanda y otros países europeos próximos.

Se les acusa de delitos contra la salud pública, tráfico de drogas y blanqueo de dinero, entre otros.