Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Asamblea de taxistas este martes en Barcelona tras el regreso de Uber a la ciudad / PODEM

Marcha lenta de taxistas en Barcelona este jueves contra la vuelta de Uber

Los conductores se revuelven y tachan de "traidores" a los 350 compañeros que se han unido a la empresa de VTC

3 min

Élite Taxi, la asociación más representativa del sector en Barcelona, ha convocado una marcha lenta para el próximo jueves a las 09.00 horas para protestar contra el regreso de Uber a la ciudad, movimiento que consideran “ilegal”.

En una asamblea organizada en los alrededores de la estación de Sants esta mañana, el sindicato ha anunciado que la marcha comenzará en la plaza España, transcurrirá por Gran Vía, pasará por la sede de la patronal Foment del Treball y acabará frente al Parlament.

Protesta de los taxistas

“Exigimos a todos los partidos políticos que se posicionen a favor del taxi y de las instituciones”, ha declarado el portavoz de la asociación, Tito Álvarez.

Uber, que dejó de operar en Barcelona el 1 de febrero de 2019, el mismo día que entró en vigor el decreto de la Generalitat que obliga a precontratar los vehículos de alquiler con conductor (VTC) con una antelación de 15 minutos, ha retomado su actividad en la ciudad de este martes. Lo hace con una nueva estrategia, como intermediario y de la mano de unos 350 taxistas con licencia. 

Uber regresa a Barcelona

El sindicato ha tachado de “traidores” a estos compañeros y ha incitado a denunciarlos para “que todo el mundo los conozca”. “Violar el régimen tarifario comporta multas de 2.000 euros y la retirada de la licencia”, ha añadido Álvarez.

Por el momento, Uber ofrece un servicio de transporte con taxímetro, ya que está a la espera de que el Instituto Metropolitano del Taxi (IMET) le autorice a aplicar la tarifa T3, de precio cerrado por carrera. Un portavoz de la compañía ha afirmado que "nuestro servicio de intermediación de taxis en Barcelona es completamente legal, como dice el decreto 314/2016 de la Generalitat de Cataluña, que establece claramente que para operar un servicio con taximetro en Barcelona es necesaria una notificación previa, y no una autorización del AMB”.