Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Unos 4.000 taxis colapsan el centro de Barcelona en una marcha lenta / CG

La marcha lenta de taxis colapsa el centro de Barcelona

El sector solicita que se cumpla la ratio de un VTC por cada 30 taxis

3 min

Los taxistas de Barcelona han estallado contra la competencia, que consideran desleal, de los VTC. Este miércoles han iniciado una marcha lenta en Gran Via de les Corts Catalanes con Balmes con la intención colapsar el tráfico de la Ciudad Condal. La protesta transcurrirá por la avenida de Gran Via, paseo de Sant Joan y, finalmente se dirigirán a la Ciutadella, donde dejarán los vehículos estacionados. Desde ese punto irán caminando hasta el Parlament de Cataluña, donde está previsto que se concentren hasta las 14.00. Allí, aprovecharán para reunirse con los grupos políticos. 

Los taxistas han detonado una traca de petardos para dar inicio a la marcha, encabezada por una furgoneta roja con una pancarta en la que se puede leer "En Cataluña Ayusadas las justas", y los taxis van detrás avanzando mientras hacen sonar el claxon.

taxis
Unos 4.000 taxis colapsan el centro de la Ciudad Condal

Un VTC por cada 30 taxis

Centenares de taxistas exigen a la Generalitat que se cumpla la proporción de un VTC por cada 30 taxis en el servicio de transporte urbano y que, dicen, "no se respeta" en el nuevo decreto ley que prepara el Departament de Vicepresidència, Polítiques digitals i Territori.

Según los organizadores --Élite Taxi, el Sindicato del Taxi de Cataluña y la Agrupación Taxi Companys--, unos 4.000 vehículos participan en la concentración, que quiere igualar a la que tuvo lugar hace cuatro años, cuando estalló la tensión por el auge de los VTC. 

Huelga de cuatro horas

Al inicio de la protesta, el líder de Élite Taxi, Tito Álvarez, ha amenazado con llegar a un “conflicto” si el Govern no garantiza que haya un VTC por cada 30 taxis en Barcelona y toda Cataluña. El próximo 29 de septiembre finaliza el plazo de aplicación del Real Decreto 13/2018 conocido como “decreto Ábalos”. La Generalitat será la encargada de regular a partir de otoño la actividad de los vehículos con licencia de conductor. 

La marcha va acompañada de una huelga de cuatro horas -- de diez a dos de la tarde-- en el sector.