Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Marc Fortiana, administrador único de Double Group, empresa de seguridad / Cedida

El jefe de los mossos detenidos se jactaba de desahuciar y cenar con Pujol

Marc Fortiana agigantó su empresa de seguridad privada por medio de contactos, algunos políticos: creció un 70% pese a la pandemia

7 min

El presunto cabecilla de los mossos investigados por supuesto robo, sobornoextorsión no escondía que sus empleados participaban en desahucios y de que él tenía acceso privado al expresidente catalán, Jordi Pujol. Marc Fortiana, el policía en excedencia arrestado por, creen los agentes, coordinar un grupo que hacía tareas parapoliciales de escolta y seguridad, consiguió agigantar su empresa un 70% pese a la pandemia. 

Es lo que cuentan a este medio fuentes cercanas a la investigación, que tutela el Juzgado de Instrucción número 1 de Rubí (Barcelona). Según estas voces, Fortiana dejó los Mossos d'Esquadra en 2016 --era agente del Área Regional de Recursos Operativos (Arro)-- para fundar su empresa de seguridad: Double Group (Double Control SL). La firma se dedicaba oficialmente a control de accesos, pero se cree que en algún momento el entorno de Double pasó a hacer labores ilegales de escolta y, siempre según su personal, de desahucios. Llegó a proteger a Leo Messi en su viaje a Egipto en 2017, como explicó a los medios el propio Fortiana. 

"Un buscavidas"

Las mismas fuentes recuerdan que Fortiana salió del cuerpo policial cinco años atrás para recalar en una discoteca-club de playa situado en Barcelona. Fue allí donde comenzó sus labores de control de acceso. Y no le fue mal. "Se agigantó. Creció como nadie en el sector", explican extrabajadores. Otras fuentes son más escépticas. "Era un buscavidas. Presumía de hacer cosas mucho más grandes de lo que hacía. Aunque sí, tenía contactos políticos", admiten. 

Siempre según ellos, estos contactos los habría logrado el arrestado en el espacio de la antigua Convergencia y de Junts per Catalunya. "Explicaba en privado que tenía acceso al expresidente Jordi Pujol y su mujer, Marta Ferrusola", narran quienes le conocen. La conexión con Ferrusola se fraguó por afinidad territorial. Fortiana es de Llers (Girona), y la ex primera dama conoce a gente en el Empordà", precisan.

El mosso Marc Fortiana, ex seguridad de Leo Messi, delante de su coche personal en Barcelona / CG
El mosso Marc Fortiana, ex seguridad de Leo Messi, delante de su coche personal en Barcelona / CG

Dos empresas

Sea cual fuere la influencia de sus contactos, el mosso en excedencia investigado logró hacer crecer su empresa. "Estaba en cada vez más cosas: discotecas, hoteles de lujo, tiendas del Paseo de Gracia --la milla de oro de Barcelona--, festivales de música chic como el de Pedralbes o el de Cap Roig o escolta de personalidades", enumeran fuentes de su entorno. Estas tareas de vigilancia las podía hacer, subrayan las mismas voces, mediante Aufort Vigilants, otra firma en la que participa Fortiana y que "sí tiene personal con TIP, a diferencia de Double". Las de escolta, creen los investigadores, podrían ser ilegales.

Las fuentes consultadas lo sitúan también en la órbita de pesos pesados del sector, como Xavier Martorell, exjefe de seguridad del FC Barcelona, y Manel Rubio, de la firma SP4, que ha llevado, entre otros, la seguridad del Mobile World Congress y del Frente Marítimo de Barcelona. También del director de seguridad del Casino de Barcelona, un ex de la Brigada Móvil de Mossos. 

Encargos en su pueblo

Donde sí estaba Double es en Llers, de donde es originario su administrador único y policía, ahora investigado tras un arresto que avanzó La Vanguardia. En esta pequeña población, feudo independentista en el Empordà, la empresa de Marc Fortiana consiguió encargos como vigilar la Quina de Navidad o el Carnaval. Lo hizo pese a su estrecha relación con el alcalde, con quien comparte apellido: Carles Fortiana (Junts). El primer edil independentista no contestó ayer a Crónica Global sobre qué contratos y por cuánto dinero había dado a la empresa del policía y si concurrió conflicto de interés alguno. 

En cualquier caso, el agente ahora investigado por hasta cuatro delitos expandió su influencia por toda Cataluña. Logró jugosos contratos en diversas localidades de la conurbación y Barcelona ciudad, donde está al mando de, entre otros, de la seguridad de los mercados municipales. 

Desahucios

Las fuentes consultadas aportan otro elemento inquietante: personal de Double Group, la firma que lidera Fortiana, se jactaba de participar en desahucios. "Tomaban parte en lanzamientos judiciales como control de acceso y no lo escondían. Quizá por ello tienen ahora estos problemas", alertan. Este medio ha preguntado a Double Control, sin obtener respuesta. Mossos d'Esquadra, por su parte, se remite al comunicado [leer aquí] emitido por el Departamento catalán de Interior, sin aportar más datos. 

Desde el sector de la desokupación "no le conocen", pero fuentes conocedoras sitúan a personal de Double en lanzamientos judiciales. Las cifras que sí se conocen con certeza son las de la empresa del arrestado. Los ingresos de la firma de seguridad crecieron un 70% en 2020 pese a la pandemia, según el Registro Mercantil. Alcanzó una facturación cercana a los dos millones de euros, un buen curso empresarial que el propio Fortiana se encargó de comunicar a los medios. "En privado decía que le iba bien. Se compró el Range Rover que sale en las fotografías, pedía contactos y se movía mucho". Hasta ahora.

Este artículo se ha elaborado sin la versión de Double Group, que no ha contestado a los requerimientos informativos de este medio.