Menú Buscar
Una foto de archivo de un tren de Renfe

Los maquinistas convocan seis jornadas de huelga en Renfe

El sindicato Semaf anuncia paros para los días 2, 9, 11, 12, 13 y 14 de marzo en protesta por el "incumplimiento" del plan de empleo ya pactado

3 min

El Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf) ha anunciado seis jornadas de huelga en Renfe los próximos días 2, 9, 11, 12, 13 y 14 de marzo. La medida, dice, es la respuesta al "incumplimiento" por parte de la operadora pública del plan de empleo ya pactado con la parte social.

Para el 2 de marzo está prevista una huelga de 24 horas (de doce de la noche a 23.59), mientras que en las cinco jornadas restantes, los conductores de tren están convocados a secundar paros parciales, según ha informado Semaf.

Las franjas horarias afectadas

La relación de paros es la siguiente: el 9 de marzo, de doce de la mañana a cuatro de la tarde y de seis de la tarde a diez de la noche; el 11 de marzo, de siete de la tarde a once de la noche; el 12 de marzo, de cinco de la madrugada a nueve de la mañana, de dos a cuatro de la tarde y de seis de la tarde a diez de la noche; el 13 de marzo, de 5.30 a 9.30, de una a tres de la tarde y de siete de la tarde a once de la noche, y el 14 de marzo, de seis a diez de la mañana.

El motivo de la convocatoria es la imposibilidad de llevar a cabo los acuerdos alcanzados en el I Convenio Colectivo del grupo Renfe, así como el desarrollo de proyectos de viabilidad al no poder emplear al personal formado para ello por falta de la autorización por parte del Ministerio de Hacienda, ha explicado el sindicato.

Todos los procesos afectados

La falta de contrataciones impide cumplir "en tiempo y forma lo necesario para que el plan de empleo pueda seguir funcionando con efectividad", así como con las expectativas de nuevos tráficos anunciados por el titular de Fomento, Íñigo de la Serna.

"Nuevamente, se detecta que los problemas se generan traspasando responsabilidades, donde la toma de decisiones no se hace patente y dificulta la labor de todas las partes implicadas", ha señalado el sindicato.

A juicio de Semaf, esta dinámica en los procesos de incorporación y salidas de personal "perjudica directamente al buen funcionamiento de todo el conjunto del colectivo e influyen en todos los procesos, ya sea formación, seguridad o movilidad.