Menú Buscar
Varios pasajeros esperan un tren conducido por un maquinista en Cataluña / Rodalies

Un maquinista obliga a todo el pasaje a bajarse del tren por haber finalizado su jornada laboral

Los viajeros han tenido que esperar a que pasara el siguiente convoy para continuar su camino pero muchos se han quedado fuera por exceso de pasajeros

4 min

El temporal que azota España ha provocado que un maquinista desalojara a todos los pasajeros del tren que conducía por haber excedido sus horas de trabajo. Ha ocurrido en Barcelona, concretamente en la estación de Rodalies de Montgat, donde los pasajeros se han visto obligados a esperar a que pasara el convoy siguiente para seguir su camino con no pocas incomodidades, ya que éste iba abarrotado, según los testigos.  

Este insólito suceso ha ocurrido alrededor de las 8.30 horas de la mañana del lunes. El tren de la línea R1 que salía de Maçanet-Massanes a las 7.04 debería haber pasado por Montgat a las 8.13 horas. Sin embargo, los fuertes vientos han obligado a la red de trenes a reducir su velocidad y ha acabado llegando a las 8.32 horas, cuando el maquinista ya había cumplido su horario laboral.

Aviso por megafonía

Los pasajeros del convoy han sido avisados por la megafonía del servicio. Uno de los pasajeros que se encontraba en la estación ha asegurado en RAC1 que "el maquinista había hecho muchas horas" y que los viajeros del convoy tenían que bajar y esperar al siguiente tren. El problema es que éste "ya venía lleno", tal como ha corroborado otra pasajera.

Una vez vaciado, el maquinista ha trasladado el tren hasta la estación de Badalona para evitar el colapso del servicio. Según han explicado desde Renfe, en este lugar "hay más vías que en Montgat" y si se hubiera quedado en esta última estación "habría afectado con retrasos a un importante número de trenes de la línea R1". 

Delito grave

Renfe ha detallado que la decisión de que el maquinista hiciera bajar a todo el pasaje en Montgat era "la mejor solución ante una circunstancia que afecta a la seguridad" de todos ellos. “La normativa es muy clara: el horario laboral no se puede exceder ni un minuto porque pondría en riesgo la seguridad de los pasajeros", detallan desde la empresa, que ha comunicado que la normativa en materia de conducción ferroviaria tipifica el exceso de horas a los mandos de un tren como una "infracción administrativa grave". 

El conductor debía haber hecho el relevo en Barcelona pero, a causa de "las incidencias derivadas del temporal" no ha llegado a tiempo para ello. Diariamente se programan "más de 1.000 relevos en el servicio de Rodalies" que pasan desapercibidos para los usuarios, tal como defiende Renfe