Menú Buscar
El final de la manifestación, ya en la plaza de la Catedral de Barelona.

Manifestación en Barcelona contra el Plan Hidrológico del Ebro

Decenas de organizaciones del Delta protestan por la amenaza que los nuevos regadíos previstos suponen para el caudal del río

Redacción
3 min

Miles de personas se han manifestado hoy por el centro de Barcelona convocadas por la Plataforma en Defensa de l'Ebre (PDE) contra el Plan Hidrológico aprobado por el Gobierno central y la "amenaza" que representa para el delta, según los organizadores.

La marcha, que ha transcurrido entre plaza Universitat y la de la Catedral, tiene como objetivo demostrar a las instituciones europeas que la presión ciudadana, ya mostrada en la manifestación de Amposta del 7 de febrero, sigue intacta.

Mensaje a Bruselas

Más de 66 entidades y organizaciones no gubernamentales, movimientos sociales y ambientalistas, partidos políticos y sindicatos han manifestado su apoyo a la manifestación, que ha discurrido bajo el lema L'Ebre sense cabals és la mort del delta.

El Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro supone ampliar en más de 700.000 las hectáreas de regadíos en España, más de la mitad en la cuenca del Ebro.

Con esta nueva demanda de agua se podría absorber hasta el 70% de los caudales circulantes por esta demarcación, y el caudal ecológico del río en Tortosa se reducirá hasta los 3.000 hectómetros cúbicos por año, por debajo de los cálculos recomendados por la comunidad científica.

Según las entidades convocantes, el nuevo plan desconsidera la declaración del Delta de l'Ebre como Reserva de la Biosfera por parte de la Unesco en el año 2013. En este sentido, ignora los posibles impactos del cambio climático sobre las lluvias, y las previsiones de subida del nivel del mar en el delta como consecuencia del calentamiento global.

Apoyo de la Generalitat

El consejero de Territorio, Josep Rull, que ha participado en el acto, ha afirmado que la Generalitat continuará luchando "con todas sus energías" contra el Plan Hidrológico porque "no apuesta por la modernización" de sus regadíos.

Rull ha explicado que los manifestantes hablan "el mismo lenguaje" que la Unión Europea (UE) porque, al igual la directiva marco del agua, defienden una apelación de usos y que éstos tienen que ser compatibles pero que hay uno prioritario: el caudal ecológico del río.

La diputada del PSC, Assumpta Escarp, presente en la manifestación, ha defendido también un caudal ecológico del río Ebro que se haga con el consenso de las nueve comunidades autónomas implicadas.

Ha recordado que los socialistas ya derogaron el proyecto del expresidente del Gobierno José María Aznar y del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, y que después del 26J tienen la intención de hacerlo de nuevo.