Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un edificio de Barcelona tomado por okupas / EFE

Inhibidores y violencia: así okupan los pisos con alarma las mafias

Las bandas exprimen la tecnología y los agujeros legales para allanar las viviendas ante la impotencia de los propietarios

5 min

"Potente y barato". Así describen en el sector de la desokupación el inhibidor que usan las mafias para tomar viviendas, incluso las que están protegidas con alarmas.

Las organizaciones criminales neutralizan así uno de los recursos de defensa estrella de los propietarios, que sienten desprotección y desamparo ante la expansión de la amenaza okupa.

Un inmueble okupa en Barcelona / FOTOMONTAJE CG
Un inmueble okupa en Barcelona / FOTOMONTAJE CG

El problema de las usurpaciones y allanamientos, liderado por Barcelona, ha extendido sus garras --cada vez hay más pisos okupados-- con un impacto social, económico y en la seguridad. Ante este desafío, ningún método es infalible e incluso las propiedades equipadas con sistemas de seguridad son vulnerables: ocurrió en una finca con varias alarmas, donde una banda logró hacerse con cinco domicilios de una vez, tal y como avanzó Crónica Global.

Mossos d'Esquadra durante una intervención en un piso con okupas / EFE
Mossos d'Esquadra durante una intervención en un piso con okupas / EFE

Alarmas inhibidas

¿Cómo consiguen estos grupos entrar en viviendas en principio invulnerables? Fuentes de Securitas Direct subrayan que, aunque una alarma sea inactivada, la falta de conexión es tratada como una incidencia y por lo tanto se atiende. Sin embargo, existen diferentes niveles de protección: una cámara de videovigilancia más casera gestionada por el propio propietario es una opción más barata y que brinda algo de protección, pero también es más fácil de inhibir que una alarma.

En cambio, una alarma con detector de inhibidores será más efectiva, aunque no está al alcance de todo el mundo. "Si a los futbolistas, que contratan las mejores alarmas, les consiguen entrar, imagínate a alguien de la calle", ilustra Daniel Avilés, director de Seguro Contra Okupas.

Una manifestación a favor de los okupas en Barcelona / EFE
Una manifestación a favor de los okupas en Barcelona / EFE

Exprimen los vacíos legales

Cuando las mafias utilizan un inhibidor de alta potencia y relativamente económico que está disponible en el mercado "el aviso llega más tarde", alerta Avilés. "Las mafias de la okupación de Cataluña trabajan con este inhibidor", explica el empresario, que detalla que este método permite pasar desapercibido entre las alarmas más básicas y neutralizar las más avanzadas durante dos o tres minutos. Pero en estos casos, cada segundo puede valer oro. Y más cuando algunas organizaciones actúan de forma armada, si bien estas situaciones extremas son solo "un pequeño porcentaje" del total.

Otra dificultad, según Avilés, es que actualmente "el okupa esta muy informado y sabe de leyes, no es como el de hace diez años". Se conoce los agujeros legales y "sabe qué tiene que hacer para retrasar el juicio".

Un ejemplo de ello es cuando las mafias dan una llave a cambio de 1.000, 2.000 o 3.000 euros "y hacen un contrato de alquiler falso", lo que "dificulta las cosas", reconoce el representante de la empresa de garantías de desokupación.

Bloque de viviendas tomadas por okupas en Madrid / EFE
Bloque de viviendas tomadas por okupas en Madrid / EFE

De la prevención a la acción

Más allá de los sistemas de alarmas y videovigilancia, Avilés defiende métodos efectivos para prevenir la okupación de viviendas vacías como la automatización de luces para que se enciendan y apaguen solas por la noche y aparentar actividad, lo que disuade a las bandas. Una vez ya okupado el inmueble, fuentes jurídicas aconsejan a los propietarios que se pongan cuanto antes en manos de abogados, por más que el proceso judicial sea arduo, y evitar hablar o negociar con los okupas, algo que aseguran que solo demora el proceso.

Òscar Gorgues, gerente de la Cambra de la Propietat Urbana de Barcelona, recomienda llamar "lo más rápido a la policía", ya que lo mejor, "si es tu residencia, es ir a buscar el desalojo de los Mossos". También sugiere a las comunidades de vecinos "que estén comunicadas" y que en caso de actividad sospechosa "llamen rápido para poder actuar".