Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Personal sanitario durante los test serológicos masivos realizados en Torrejón de Ardoz, en la Comunidad de Madrid / EFE

Madrid y Cataluña sufren la misma presión en su sistema sanitario con políticas distintas

La capital ha reducido el número de contagiados, aunque lo ha hecho con la incorporación de los tests de antígenos, muy fiables, pero no comparables con las PCR

8 min

La Comunidad de Madrid ha logrado rebajar la expansión del coronavirus en las últimas semanas tras el pico alcanzado a comienzos de octubre. Frente a medidas extremas como el cierre de la hostelería o el adelanto del toque de queda, como ha ocurrido en Cataluña, Madrid ha basado su estrategia en el aislamiento de las zonas más afectadas y la realización de tests de antígenos. A tenor de los datos oficiales, ha conseguido buenos resultados. La incidencia acumulada (IA) de esta última es de 339 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, frente a los 678 de Cataluña.

Más allá de las personas con síntomas o directamente infectadas, lo cierto es que la presión sobre el sistema sanitario se mantiene al mismo nivel en ambas comunidades. Además, la comparación de los resultados de las pruebas de antígenos y las de los PCR no puede hacerse de forma directa. No porque sean menos fiables, dado que las de antígenos han mejorado mucho, sino porque no son homologables de forma directa.

Diferentes pruebas

La máxima fiabilidad del test de antígenos se produce en pacientes con síntomas y menos de cinco días de evolución del contagio, mientras que las PCR tienen su máxima efectividad en personas con síntomas con más de cinco días de evolución o bien en asintomáticas cuyo contacto de riesgo se haya producido, como poco, siete días atrás.

Desde que el 29 de octubre la Comunidad de Madrid tocara techo con 784,71 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes, que llevó a la aplicación del estado de alarma para la región y la restricción de la movilidad, el número de positivos se ha reducido en las últimas semanas, según las pruebas de antígenos, más rápidas y baratas. Sobre todo en las dos últimas de octubre, cuando la incidencia bajó de los 500 positivos por cada 100.000. En el último balance del Ministerio de Sanidad la IA de Madrid en los últimos 14 días se coloca en los 339,65.

Cataluña, por encima de los 500 casos

Frente a la reducción de casos de Madrid se coloca Cataluña, que ha aplicado medidas más restrictivas como el cierre de la hostelería, centros comerciales o gimnasios, así como restricciones en las entradas y salidas durante los fines de semana. Pese a ello, los datos solo han mostrado una leve mejoría en las últimas semanas. La incidencia acumulada en los últimos 14 días es de 678,44 casos, según los datos de Sanidad. Con todo, el miércoles se logró bajar de los más de 700 positivos.

La Generalitat se ha mostrado partidaria de prorrogar otros 15 días las restricciones en Cataluña, pese al optimismo porque la velocidad de transmisión se mantiene por debajo de 1. “Necesitamos tiempo para estabilizar la situación y consolidar el descenso”, apuntó el lunes la consejera de Salud, Alba Vergés. Además, la previsión del Govern es que esta semana se alcance el pico de ingresos hospitalarios.

Las hospitalizaciones se mantienen

Aun así, el número de hospitalizaciones se mantiene similar en ambas comunidades, según los datos reportados por el Ministerio de Sanidad. En los últimos siete días, Madrid ha registrado 284 ingresos, frente a los 280 de Cataluña. Asimismo, 10 personas entraron en una unidad de cuidados intensivos en la primera, frente a las 17 de la segunda. La semana anterior, entre el 24 y el 30 de octubre, Madrid presentaba casi el doble de ingresos (571, de los que 17 estaban en ucis), mientras que Cataluña se quedaba en 379 (27 en ucis).

Una sanitaria realiza un test rápido de antígenos de detección de coronavirus en el CAP Manso / EP
Una sanitaria realiza un test rápido de antígenos de detección de coronavirus en el CAP Manso / EP

Fuentes de la sanidad privada aseguran que la presión asistencial se mantiene similar en ambas regiones y en torno al 15% de los pacientes que ocupan una cama se encuentran ingresados por coronavirus. La ocupación de camas hospitalarias es el dato fundamental del nivel de contagio, pero se trata de un dato que en realidad refleja las infecciones de las semanas anteriores.

Lejos de la primera ola

Las mismas fuentes apuntan que aunque Madrid ha logrado reducir la transmisión del virus con sus nuevas pruebas, el número de hospitalizaciones se mantiene estable con un escaso descenso, aunque lejos de los números de la primera ola. Según datos de Sanidad, los pacientes de Covid-19 ocupan el 17,48% de las camas en Cataluña, mientras que en la capital la cifra es del 16,49%.

Otro dato fundamental es el número de fallecidos. En los últimos siete días Madrid ha reportado 37 muertes al Ministerio de Sanidad, por las 50 de Cataluña. La semana anterior fueron 42 de la primera frente a 24 de la segunda. Entre el 23 y el 29 de octubre, la Comunidad de Madrid había registrado 144 decesos por coronavirus, frente a los 13 de Cataluña. Hay que tener en cuenta que el ministerio que dirige Salvador Illa mantiene criterios en la contabilidad distintos a los que usan las autonomías.

Pruebas de antígenos

Así las cosas, en los últimos 14 días Madrid ha logrado reducir un 17% la incidencia acumulada de positivos, mientras que Cataluña solo la ha incrementado un 24%. Uno de los reproches a la gestión de Isabel Díaz Ayuso es haber rebajado el número de pruebas en las últimas semanas. Según cifras de Sanidad, la comunidad realizó 177.806 entre el 30 de octubre y el 5 de noviembre. De ellas, 54.798 fueron PCR y 123.008 de antígenos. Del 25 al 31 de octubre, el total de pruebas fueron 191.746, mientras que una semana antes se practicaron 184.272.

Una de las estrategias de la Comunidad de Madrid ha sido potenciar las pruebas de antígenos por su rapidez diagnóstica en comparación con las PCR, de modo que permiten aislar a contagiados y sus contactos antes. Por otro lado, la región ha limitado las restricciones de movimientos en los dos últimos puentes, mientras que el resto del tiempo solo se aplican cierres perimetrales en aquellas zonas básicas de salud con mayor incidencia. Desde esta semana son 41 áreas y ocho municipios los afectados.

Destacadas en Crónica Vida

Destacadas en Vida