Menú Buscar
Los niños del campo tecnológico de Madrid deberán tener entre 8 y 14 años.

Madrid acogerá el primer campus tecnológico para niños

Este verano se inicia en la capital un curso acelerado en programación, robótica e impresión 3D para formar a los más jóvenes en ámbitos laborales del futuro

4 min

La tecnología y la enseñanza son aspectos de la vida de las personas que no siempre van de la mano, pese a que cada vez resulta más esencial estar al día en los avances tecnológicos para poder competir en un mundo profesional complejo e interconectado.

En este sentido, España presenta unos números preocupantes. El último informe PISA de la OCDE, que evalúa el nivel básico de conocimientos en matemáticas, lectura o ciencia, ya alertaba de que, en nuestro país, uno de cada cuatro escolares está inmerso en un círculo de bajo rendimiento y desmotivación que se traduce en malas calificaciones y abandono temprado del sistema escolar.

Conscientes de ello, algunas empresas no han querido perder la oportunidad de ofrecer a los más jóvenes unos cursos acelerados en programación, robótica e impresión 3D en el que está llamado a ser el primer campus tecnológico para niños que se realiza en Madrid. Enseñar de forma personalizada y atractiva para los chicos, es el objetivo. Y avanzar en un ámbito que, poco a poco, se impone en el mercado laboral.

Desde los 8 a los 14 años

La tecnológica española BQ, junto a la escuela de negocios The Valley Digital Business School, impartirán durante los meses de junio y julio clases de tecnología y ciencia en la que los alumnos, de 8 a 14 años, explorarán los conocimientos científicos, matemáticos y tecnológicos con electrónica real y de la mano de los ingenieros de la firma española. “Todo, con un enfoque lúdico y en grupos reducidos”, explican desde BQ.

Una de las ventajas de estos cursos acelerados es que no se requieren conocimientos previos de ninguna de estas materias. Pero, al mismo tiempo, tampoco pretenden quedarse en una mera introducción a estos nuevos campos del saber y de la técnica. Por esta razón, los profesionales detrás de esta iniciativa buscan resultados concretos: crear cada semana un proyecto distinto basado en el modelado de la impresión 3D, la programación, la electrónica o la robótica.

Orientado a la vida real

En este sentido, las asignaturas son de los más innovadoras e imaginativas, convirtiendo en práctico un tema muy abstracto y así adaptarse a la manera de pensar de los niños y niñas que cursarán el programa.

No es de extrañar que la presentación de las asignaturas sean tan originales y a la vez tan orientadas a la vida real y a las aplicaciones concretas de estas nuevas técnicas. “¿Sabías que con la electrónica puedes detectar un gol fantasma justo cuando se está produciendo?", es un ejemplo que ilustra cómo los niños pueden darse cuenta de la importancia de sus nuevos aprendizajes.

Buscar la excelencia

“Nuestro objetivo es la excelencia. Como ingenieros, enseñamos a los jóvenes con la misma tecnología que nosotros diseñamos y desarrollamos para nuestros dispositivos. Ese es un conocimiento que no podrían adquirir de ninguna otra forma en España. Nuestro enfoque pedagógico nos permite, además, que lo hagan divirtiéndose”, ha explicado el responsable del Proyecto Educativo en BQ, Alberto Valero.

Los cursos están estructurados en cinco bloques semanales de 25 horas, combinables entre sí durante cinco semanas en junio y julio. Estarán localizados en la sede de The Valley Digital Business School y contarán con una modalidad de mañana y un precio a partir de 225€ cada semana.