Menú Buscar
Madrid abre su primer mercado virtual.

Madrid abre su primer mercado virtual

La capital pretende incentivar el e-commerce en ámbitos tan tradicionales como el del negocio de proximidad

3 min
El comercio electrónico ha movido en España 20.000 millones de euros en 2015, un incremento del 20% respecto al año anterior y que confirma la tendencia al alza de los españoles de adquirir bienes a través de internet.

Sin ser ajenos a estos datos, la ciudad de Madrid ha decidido ser pionera en la apertura de un mercado virtual llamado mercado47.com y que nace para comprar y vender productos en un único espacio online común. Este no se tratará de un nuevo recinto al uso, pero sí que se unirá a los otros 46 mercados físicos de los que ya dispone la capital.

La iniciativa se ha llevado a cabo a través de Hermeneus World, una plataforma especializada en el e-commerce en colaboración público-privada con el consistorio municipal.

Un primer paso para consolidar el e-commerce

La firma de servicios profesionales PwC publicó un informe Total Retail 2016 en el que reflejaba que en España, a diferencia de otros países, el mercado del comercio online no había alcanzado a un “su punto de madurez”. En concreto, solo un 19% de consumidores encuestados afirmaba comprar por internet frente al 29% de la media mundial.

Una de las causas atribuidas por la consultora era la elevada percepción de inseguridad de los consumidores españoles a la hora de dar sus datos en la red. Según explican los promotores del nuevo mercado, se contará con Nimble Payments de BBVA, que “permite a los comercios tener su propia pasarela de pagos segura [TPV virtual] con la máxima seguridad en las transacciones”.

La visión municipal

Desde el ayuntamiento explican que la idea surge de la necesidad de “hacer frente a los nuevos hábitos de consumo” sin renunciar a los elementos de “proximidad, trato personalizado al cliente, calidad y variedad de la oferta” que caracteriza al mercado tradicional.

A la espera de saber si tiene éxito y cuenta con la participación de los comercios y la pequeña y mediana empresa, lo que sí parece evidente es que se trata de un paso importante para asentar la compra-venta a través de internet. Un ámbito en el que se está creciendo mucho, pero que sigue estando lejos de la media internacional.