Menú Buscar
Manifestación en Almería ayer domingo tras el hallazgo del cuerpo de Gabriel, de ocho años / EFE

La madre de Gabriel pide que "nadie hable de la asesina"

Patricia Ramírez llama a que la madrastra Ana Julia Quezada, presunta asesina del niño almeriense de 8 años, "no aparezca en ningún sitio"

3 min

La madre de Gabriel, el niño de 8 años de Níjar (Almería) presuntamente asesinado por su madrastra, Ana Julia Quezada, ha pedido hoy lunes, 12 de marzo, que "nadie hable de la asesina". La familiar del menor, que fue hallado ayer en el maletero del coche de la actual pareja su padre, ha llamado a la ciudadanía a "que nadie hable de esta mujer más, que no aparezca en ningún sitio y que nadie retuitee nada de rabia".

En una entrevista en Onda Cero, Patricia Ramírez ha manifestado que espera que "esto termine con el corazón de la gente calentito y sin rabia". Un día después de que la Guardia Civil interceptara a Quezada transportando el cuerpo del niño en el maletero de su automóvil, la afectada ha pedido que nadie la suplante en las redes sociales, como está ocurriendo. "Pido a estas personas que reflexionen y que miren en su corazón, porque ni se lo merece mi hijo ni yo, ni su padre, que está destrozado", ha manifestado.

"Pagará lo que diga la justicia"

En referencia al castigo que podría acabar encajando la supuesta autora material del homicidio, Ana Julia Quezada, la madre del llamado Pececito ha indicado que le gustaría que la detenida "pague lo que tenga que pagar con la justicia". Ha pedido, no obstante, que la gente deje de compartir su rostro en las redes sociales.

Por contra, la madre del pequeño ha instado a aquellos ciudadanos horrorizados por el brutal crimen a que "todo el mundo mande un pescado con una palabra bonita donde quiera, pero que se olviden de esta mujer [Quezada], que no se merece que ni siquiera hablemos de ella".

"Ha sacado lo más bonito de la gente"

En relación al brutal crimen en el que su hijo ha perdido la vida, supuestamente, a manos de la actual pareja de su padre, Patricia Ramírez ha recordado que "la fe y las buenas acciones han salido por todos lados y han sacado lo más bonito de la gente y esto no se puede quedar en la cara de esta mujer y en palabras de rabia; no tiene que terminar así".

Ha agradecido la labor de todos los que han participado en las labores de localización del menor "aunque no haya tenido final feliz". Ha concluido que prefiere que la gente se centre en las "buenas personas" que en las "frases de rabia".