Menú Buscar
La víctima denuncia que los guardias de Alcampo la "agredieron y humillaron" / CG

Una madre denuncia una paliza en un Alcampo de Barcelona por robar comida

La mujer asegura que la golpearon tras hurtar 20 euros de pescado y leche para sus hijos; SOS Racisme ve "xenofobia" tras la agresión

Ignasi Jorro
3 min

Una madre ha denunciado una paliza en un Alcampo de Barcelona por robar 20 euros de comida para sus hijos. S. sostiene que fue agredida por vigilantes de seguridad del supermercado de Diagonal Mar tras hurtar leche y pescado. El incidente, que la empresa de seguridad niega, acabó con la víctima con policontusiones, condenada por hurto y una denuncia de SOS Racisme contra el operador comercial.

Los hechos ocurrieron el pasado 30 de noviembre en el Alcampo de la primera planta del centro comercial barcelonés. Al parecer, S. intentó llevarse leche y pescado, pero los vigilantes de seguridad la interceptaron. Según la víctima, tres guardias la humillaron con insultos racistas y la inmovilizaron con violencia. Dos partes médicos certifican que S. presentaba hematomas y erosiones tras el encontronazo.

Actuación según "los parámetros habituales"

Parte médico

Contactada por Crónica Global, Ilunion admite "una intervención a finales de noviembre que discurrió según los parámetros habituales". La empresa de seguridad de Alcampo, que pertenece al grupo ONCE, añade que si el caso ha llegado a manos judiciales no puede añadir ningún otro dato.

En efecto, la documentación del caso de S. obra en poder de los Mossos d'Esquadra. La oenegé SOS Racisme confirma que "asiste a la víctima", quien, confirma, "hurtó comida por desesperación". La asociación insiste que trata el caso como "una agresión racista".

"Se ofreció a pagarlo"

Por su parte, fuentes cercanas a S. subrayan que la mujer trató de convencer a los vigilantes de que pagaría la comida: "Fue en vano. Apenas habla castellano. Cuando la inmovilizaron, se asustó e intentó huir. La violencia aumentó y le pisaron la espalda e insultaron apelando a su origen magrebí".

El centro comercial de Diagonal Mar se desvincula de lo que ocurre en los espacios privados que gestionan sus operadores. Un portavoz del centro recuerda que la instalación es responsable de lo que ocurre en los zonas comunes, no en los espacios comerciales que ocupan las firmas.

Amigos y conocidos de S., a su vez, sostienen que mencionarion el perfil oficial de Diagonal Mar en Twitter denunciando el caso con el hashtag #CriminalitzacioPobresa. El grupo prepara movilizaciones contra Alcampo ante lo que considera "una agresión machista y racista".