Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Entrada del consulado de Uruguay / TWITTER

La madre del consulado de Uruguay entrega a su hija al progenitor

La menor, de siete años, viaja en coche, acompañada por psicólogos, para reencontrarse en Vielha con su padre

3 min

La menor que se encontraba refugiada en el consulado de Uruguay en Barcelona será entregada a su progenitor. Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), María ha cumplido con el requerimiento judicial, dado que el padre es el titular de la custodia de la niña de siete años.

Cerca de las 13:00 horas de este viernes, la pequeña ha abandonado la oficina diplomática que se encuentra en la Avenida Diagonal, custodiada por los Mossos d'Esquadra. Un equipo de psicólogos acompaña ahora a la menor durante el trayecto en coche hasta Vielha (Lleida) donde se reencontrará con el progenitor. 

No quería separarse de su madre

La niña se ha negado "rotundamente" a separarse de su madre. Para "calmar" a la pequeña, la intención es realizar alguna parada en comisaría antes de finalizar el viaje hasta el municipio leridano. La entrega se ha producido por orden de la magistrada Cristina Marrero, quien ha dictado una providencia para que la menor se reúna con el padre biológico, y cumplir sí el fallo del pasado 25 de septiembre. 

El consulado de Uruguay en Barcelona / GOOGLE MAPS
El consulado de Uruguay en Barcelona / GOOGLE MAPS

La mujer se refugió en el edificio la semana pasada para evitar entregar a la niña. Tras ello, el Ministerio de Exteriores de Uruguay emitió un comunicado en el que subrayó que el consulado está "exento de la autoridad" que fija la devolución de la menor a su padre, como recoge el derecho internacional.

Refugio en el consulado

La mujer interpuso una denuncia contra él por presuntos abusos sexuales contra la niña y malos tratos contra ella. Fue tras el archivo de esta cuando comenzó el conflicto por la custodia. María se quedó en el país latinoamericano con su hija, y el progenitor la denunció por la sustracción de la menor. 

Tras llegar el caso a juicio, la titular del juzgado de Vielha dictaminó que el progenitor tendrá la guarda y custodia de la pequeña y así se fijó el encuentro el pasado 4 de octubre en el consulado uruguayo de Barcelona, que no llegó a producirse.