Menú Buscar
Ada Colau (d), alcaldesa de Barcelona, junto a Gala Pin (i), edil de Ciutat Vella, en un acto ṕúblico / CG

El Macba pide un "último esfuerzo" a Colau para compaginar ampliación y CAP

El museo alerta de "peligros" si se veta su expansión en la capilla de la Misericòrdia en el pleno municipal de hoy en Barcelona

29.03.2019 00:00 h.
6 min

Un último esfuerzo. La dirección del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba) pidió ayer un último esfuerzo a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, para que facilite la compaginación entre la ampliación del espacio y la construcción del nuevo centro de atención primaria (CAP) Raval Nord.

El gerente de la institución cultural, Josep Maria Carreté Nadal, recordó que tanto la extensión del equipamiento como un nuevo ambulatorio "son necesarios para el barrio". En conversación con este medio, pidió Carreté "un esfuerzo a los políticos para que se compaginen ambas cosas", ya que los dos proyectos, el cultural y el sanitario, "aportan al barrio del Raval", donde llevan 25 años. Lo verbalizó el directivo a horas de que el pleno municipal vote hoy las alegaciones contrarias a la extinción del acuerdo Museo-Ayuntamiento presentadas por el Macba. Si ello ocurre, advirtió el gestor cultural, se entraría en "zona de peligro".

"La capilla es un espacio orgánico del Museo"

El que fuera también subdirector gerente del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) manifestó que la capilla de la Misericòrdia, actualmente ocupada por grupos pro-CAP y lugar desde el que ayer salió una manifestación de apoyo a la obra sanitaria, "es el espacio orgánico del Museo para crecer". Según Carreté, "es necesario no entrar en falsos debates, pues es perfectamente posible hacer más grande el Macba y, a la vez, hallar un espacio para que el Raval Nord disponga de un nuevo ambulatorio tan necesario como ansiado".

Capilla de la Misericòrdia, que BComú quiere arrebatar al Macba para construir el nuevo CAP Raval / CG

Capilla de la Misericòrdia, que BComú quiere arrebatar al Macba para construir el nuevo CAP Raval / CG

¿Qué pasaría si los grupos municipales rechazan las alegaciones del espacio, rescinden el convenio de cesión y el Servicio Catalán de Salud (CatSalut) utiliza la capilla para encajar el ambulatorio?: "Tendríamos que modificar el plan director del Museo, que está dotado de 5,5 millones de euros, y se entraría en una zona peligrosa para la calidad museística". Envió Carreté otro mensaje a los grupos políticos que abogan por esta solución (Barcelona en Comú y la CUP): "Las prisas son malas consejeras".

Oposición: "Colau ha envenenado el conflicto"

Horas antes de que se diese el pistoletazo de salida a la manifestación que defendió zanjar el acuerdo Macba-Ayuntamiento para construir el nuevo CAP en el oratorio de la calle Montalegre, fuentes de la oposición municipal lamentaron que el equipo de gobierno municipal de Ada Colau "haya envenenado el conflicto hasta el punto de enfrentar vecino con vecino". Las mismas voces recalcaron que BComú "no ha hecho nada" para hallar un emplazamiento para el ambulatorio, y, a las puertas de las elecciones, busca resolver el conflicto.

Las fuentes consultadas apuntaron también en otra dirección: el CatSalut. La gran aseguradora pública firmó un acuerdo en 2008 con el CAP Raval Nord en el que se avenía a su ampliación, habida cuenta del deplorable estado del ambulatorio. "No hay que soslayar el triste papel que ha hecho la Generalitat de Cataluña, siendo incapaz de abordar el tema en once años", sostuvieron. Sin decirlo, la oposición apunta a ERC, que pilota el Departamento catalán de Salud, desde donde se avala la opción del CAP en la Misericòrdia, al mismo tiempo que el grupo municipal ha hecho reserva de voto: no sabe qué votará hoy.

CAP: "No tenemos otro espacio"

Quien sí sabe lo que avalaría hoy viernes es la directora del CAP Raval Nord, la doctora Anna Romagosa. En conversación con este medio, la médico manifestó que "no hay otro espacio en el Raval Nord que la capilla, lamentablemente, y el nuevo ambulatorio debe estar dentro del barrio". La profesional advirtió de que la nueva instalación sanitaria "ya no es una necesidad, es una urgencia", habida cuenta de que en el antiguo equipamiento "no se cumplen las medidas de salubridad, como la protección de riesgos laborales", no hay espacio para rotar las camillas o sillas de ruedas o pediatría tiene que mezclar a bebés con niños enfermos por falta de espacio.

Situación del actual CAP Raval Nord / Google Maps

"Llevamos desde 2008 buscando emplazamientos. Con todos los partidos que han gobernado Barcelona. Y fíjese que no hemos hallado otro emplazamiento que el oratorio. El resto fueron descartados por los propios técnicos del CatSalut, pues no cumplían con los requisitos de construcción", explicó. Bajo el punto de vista de la doctora, la ampliación del Macba y la construcción de un nuevo CAP son proyectos "necesarios" para el barrio, pero el segundo es más "perentorio". "En política hay que priorizar. Y en este caso, lo más urgente está claro lo que es", remachó.