Mabel Lozano: "El Gobierno habla mucho de Franco pero poco de abolir la prostitución"

La escritora, modelo y actriz ha presentado en Barcelona su nuevo documental ’El Proxeneta. Paso corto, mala leche’ donde denuncia la impunidad de quienes viven de la explotación sexual de las mujeres

Mabel Lozano junto a alcaldesas catalanas y activistas defienden la abolición de la prostitución y multar a los puteros / CG
09.11.2018 00:00 h.
6 min

“He entrevistado a niñas de 14 años que se prostituían y lo primero que me decían es ‘quiero irme a casa con mi mamá’. Tenían la misma edad que mi hija”. Habla con Crónica Global Mabel Lozano, muy conocida por su faceta de actriz y modelo, pero que desde hace trece años, es una firme activista a favor de la abolición de la prostitución.

Una mujer ejerciendo la prostitución en la calle / EFE

Una mujer ejerciendo la prostitución en la calle / EFE

Lozano (Toledo, 1967) ha dirigido el documental El Proxeneta. Paso corto, mala leche donde cuenta la historia de Miguel, apodado El Músico, que con 17 comenzó a trabajar de portero en un club de alterne y terminó dedicándose a la importación de mujeres como mercancía para abastecer los macro burdeles en distintos puntos de la geografía española.

El documental se presentó anoche en Barcelona. Horas antes, su directora participó en un acto de alcaldesas catalanas partidarias de abolir la prostitución y multar a los clientes. O puteros, como les llaman las entidades feministas, contrarias a una esclavitud sexual que, dicen, es uno de los máximos exponentes de la violencia machista.

Portada del libro 'El proxeneta', de Mabel Lozano

Portada del libro 'El proxeneta', de Mabel Lozano

En 2005 filmé el primer documental sobre trata que se hizo en España, Voces contra la trata de mujeres. Antes no se había hecho nada, todo fue posterior. Porque antes no se conocía este delito. Ten en cuenta que en España, la trata está tipificada desde 2010”, explica Lozano a este diario. Hasta esa fecha “la gente decía cosas del tipo ‘quien es puta es porque quiere’ o “esto ni puede pasar aquí’… Nadie sabía que eso estaba pasando”. Aquel primer documental, afirma, “no lo vio nadie. Antena 3 lo emitió en 2007”.

Confiesa que, en esa lucha a favor de esa lacra social “me he sentido muy sola durante muchos años, yo era la única marciana que hablaba de ese tema. Ahora ya somos muchas más y tenemos una única voz. Cada vez hay más personas que conocen la realidad de la prostitución”.

Trailer El Proxeneta

En 2015 estrenó el documental Chicas Nuevas 24 horas, sobre el tráfico y explotación sexual de mujeres que fue candidata al Goya​ y a los Premios Platino del Cine Iberoamericano. Ha dirigido campañas de la Policía Nacional y recibido numerosos premios a nivel internacional. “La trata es un referente en mi carrera y en mi vida, soy activista”, proclama.

Doce años después de aquel primer documental que prácticamente pasó desapercibido, Mabel Lozano se centra en la figura de los proxenetas. “Entonces puse el foco en las mujeres, y ahora en los invisibles, en los malos. Nunca se habla de ellos, jamás están en el debate de la prostitución”, denuncia.

Mabel Lozano en la presentación de su documental 'El proxeneta'

Mabel Lozano en la presentación de su documental 'El proxeneta' en Madrid

¿Se trata de una cuestión cultural? ¿Machismo? Lozano critica que en este tema “se desnude a las mujeres en lugar de vestirlas de derechos. Nunca se habla de los malvados. Cuando ETA mataba, se hablaba de puntillas de los asesinos. Porque los malos dan miedo. Es más fácil abordar esto desde otros puntos de vista que señalar a los malos. Y eso les da impunidad. Ten en cuenta que trabajan gracias a la lasitud de leyes hasta el punto de que los puticlubs no se cierran”.

En este sentido, lamenta que las condenas “sean leves porque el proxenetismo consentido no está tipificado. En España, la prostitución es alegal, por eso no se cierran locales. Estos hombres pueden trabajar con total impunidad”.

Mabel Lozano no se muestra demasiado optimista con el cambio de gobierno. “En el programa del PSOE está el abolicionismo. Es un Gobierno que se ha declarado feminista y que trabaja por la igualdad. De momento yo oigo hablar mucho de Franco y poco de la abolición. Pero ahí está. ¿La prostitución da votos? Alguno. La trata no. La intención es buena, pero no basta con decir que se es abolicionista, es necesaria una postura proactiva”.

El fracaso del modelo alemán

Rechaza las tesis de quienes sostienen que es mejor regular la prostitución. O la creación de sindicatos como OTRAS (Organización de Trabajadoras Sexuales) cuyo registro en el BOE forzó la dimisión de la directora general de Trabajo, Concepción Pascual, una de las primeras crisis del Gobierno de Pedro Sánchez.

“Solo tienen que mirar lo que ha ocurrido en Europa. En Alemania, menos de un 2% de las mujeres que ejercen la prostitución se han dado de alta en la Seguridad Social. Porque no pueden. Porque se endeudan más. Ahora hay colectivos, como OTRAS que dicen que no quieren el modelo alemán, sino el neozelandés. La que va por detrás es la ciudadanía que no se entera”.

¿Quiere hacer un comentario?